jueves, 13 de septiembre de 2007

DESCONEXIONES

Llamas por teléfono a una amiga y nadie responde. Esperas, pero nadie coge tu llamada. Piensas estaría ocupada: durmiendo, follando, respirando, trabajando, amando o odiando… y deseas que cuando deje de hacer algunas de esas actividades o todas a la vez te devuelva la llamada. Sabes que en su móvil aparecerá el aviso de llamada perdida. Pero pasa el rato y no lo hace. Decides volver a intentar la conexión y esta vez tu amiga si responde a tu llamada, pero sin saber porque hay una extraña distancia que hace imposible la comunicación… como si cada uno hablara de temas diferentes y no hubiera forma de unificarlos. Te preguntas si es el tiempo que llevas sin hablar con ella que hace que los dos tengamos muchas cosas que contarnos y no encontremos el momento de centrarnos en ninguna de ellas, ya que queremos contárnoslo todo y no dejar nada en el tintero. El caso es que la conversación acaba y te quedas roto, te quedas como cuando follas con alguien y cada cual ha llevado un ritmo diferente y en la media hora que ha durado el polvo no ha habido ningún tipo de comunicación. Es triste que pase estas cosas con los amigos, pero pasan, y es triste porque ocurre con los amigos y no con el quiosquero del barrio. ¿Por qué pasa? Tal vez porque entre ambos hay alguna conversación pendiente que no se ha querido plantear o encarar de una vez por todas. Llevo desde que me ocurrió está desconexión con una de mis mejores amigas pensando cual será esa conversación… Cual será el tema que no somos capaces de enfrentar… Le doy vueltas una y otra vez… o encuentro múltiples respuestas o no encuentro ninguna… Pienso, como buen neurótico que soy: sólo han sido imaginaciones mías… pero rápidamente pienso que no… Estoy seguro que hay algo que le muerde por dentro y que no es capaz de decirme, algo que le hace que esté distante, fría y lejana… y que ha producido esta extraña desconexión… Y yo me vuelvo a preguntar: ¿por qué no me lo dice? Teme hacerme daño, teme que no la escuche, teme que nos distanciemos… ¿qué teme? Y luego pienso por qué no la vuelvo a llamar y le pregunto… No la voy a llamar… Soy cabezón o orgulloso o tal vez cobarde o tal vez no sepa como enfrentarme a algo que no sé lo que es… O tal vez no sea nada y todo sea que soy un Woody Allen de la vida y a todo tengo que buscarle mil y una explicaciones que no tienen respuesta… por lo pronto voy a escribir esta entrada para desahogarme, quedarme un poco más tranquilo y si ella lo lee, que sé que lo hará, me llame o me manda un mensaje o me deje un comentario donde me diga que todo son nada más que imaginaciones mías… que me quiere tanto como yo la quiero… que me quiere con mis defectos, mis inquietudes, mi egocentrismos, mis miedos, mis neurosis, mis excesos, mis celos absurdos, mis gritos desconsiderados, mis salidas de tono, mis cambios de planes, mis excesiva planificación vital, mi excesivo desorden vital, que me quiere en mis continuas ausencias y mis continuas presencias… que me quiere porque sin ella yo no podría entender fases seminales de mi vida… sin ella no hubiera sido capaz de crecer y decrecer… sin ella tal vez no tendría conciencia social o política… sin ella me faltaría filosofía para vivir, vitalidad para gritar, noches que quemar… sin ella no entendería el melodrama de esta vida, ni la comedia musical… no entendería Almodóvar… no entendería la luz de la primavera, ni el final del verano y la llegada del Otoño, sin ella me sentaría culpable de ser tan canalla, sin ella Granada sólo seria una ciudad de paso, sin ella agarrarme a la barra de los bares no tendría sentido, sin ella no entendería que hay que vivir sin planificar… sin ella, seguro, que sería mucho más torpe, menos vital y más trepa… sería peor persona… sería menos yo… y por eso… y por mil de cosas más, no soporto desconectarme… de ti… te quiero…

7 comentarios:

combatientes70 dijo...

Por cierto acabo de hablar con mi amiga y le he dicho que la quiero y que he colgado esta entrada en el blog...

nemam dijo...

creo que lo que hay entre tu y ella es verdadera amistad.sin duda, os conocéis a la perfección, es increíble.


parla con lei

Anónimo dijo...

a mi me pasa eso con mi mejor amiga..
y yo, que la escucho con toda la atención, porque me culpabilizo también, al final me canso y pierdo el hilo de lo que me dice..
porque ella parla como nadie, y yo tengo poco que contarle, hace mucho que me confomé con este tipo de amistad, por miedo a perderla,
y me cansa muc´hísimo escucharla..
y hace que me sienta muy solo, porque nos conocemos muy muy bien, y la quiero mucho.
ya semos dos

Amador Aranda dijo...

por dios, tu amiga tiene que estar con todo por los suelos con las cosas tan bonitas que le has dicho. un besote.

Fumandoespero dijo...

A lo mejor cuando lea esto se emociona, y piensa en lo bello que es lo que dices...Ella, a lo mejor, solo necesita centrarse en su vida un rato, o escucharse ella misma y no tiene que ver contigo...o sí.
Si tu amiga responde a tus llamadas siempre, si siempre está, si (como tú dices) te conoce con todas tus cosas, a lo mejor es que echa de menos algo...o está en un moemento vital importante y se le hace dificil compartirlo contigo...no, no le pasará nada, preguntale, habla con ella, escuchala...seguro que te quiere tanto como tu a ella. Suerte!

nanuk dijo...

que suerte tiene tu amiga al recibir un mensaje tan verdadero como es este, cuando hay tanto amor seguro que es bien correspondido, que bello mensaje amigo, siempre supiste conmover con tus palabras. yo tambien te quiero.

Unos zarcillos pa mi luna : dijo...

a mi me dejáis seca...entre unos y otras...que bonito, que bueno, que E N V I D I A...os garantizo que de la mejor (envidia)

Un beso tan denso como to lo que sois capaces de agitar.

Os quiero.
R.