miércoles, 18 de marzo de 2009

VALLADOLID 0 VETUSTA 1

VALLADOLID 0 VETUSTA 1

El viernes pasado pillé un ave en Chamartín dirección Valladolid. Había reservado una habitación en una pensión del centro y en poco más de una hora estaba dejando el equipaje en ella. Me aseé. Me cambié de camiseta. Me puse perfume y me lancé a la conquista de Pucela. Recorrí su centro. Recogí la entrada para el concierto de Nena Daconte. Tomé un café frente la catedral. Y sin darme cuenta Mai y Kim estaban dando los primeros acordes de “Tenía tanto que darte” en el teatro Calderón.



Un concierto bonito, potente y lleno de fuerza y de verdad. Son lo que son y no engañan a nadie. Saben lo que hace. Te emocionan con sus canciones… y durante un invierno, demasiado frío, me sirvieron de banda sonora y terapia emocional, por lo que creí necesario despedirme de este invierno viéndolos y disfrutándolos en directo… Me gustó ver a muchos niños allí… pensé… no está todo perdido en el mundo de la música… si un chaval con 10 años disfruta de Nena Daconte, es probable que sus gustos musicales crezcan, evolucionen, dentro de un buen gusto… dentro de lo que para mí es el buen gusto… porque, como siempre digo, sobre gustos sí hay mucho escrito pero tú no lo has leído, no lo has visto o no lo has oído… Y tras tararear todas las canciones de Nena… me arroje a los bares de Valladolid… primero a las tabernas de buen vino… y decidí emborracharme yo solo… un ribera y una tapa en cada taberna… recorrerlas todas… no dejar vino por beber ni tapa que comer… Y mi espíritu se fue dejando invadir por el buen vino y la buena música… Y de allí a tomarme una copa… quería conocer el Berlanga… un sitio de pop del que tenía referencias por el Facebook… y me gustó… buena música… muy buena música… dos hermanos gemelos pinchando de puta madre y yo saboreando un gim tónic al ritmo de sus temas… y del Berlanga saque la guía del Sanghay… y en busca de los sitios de ambiente… en busca de no sé qué… llegué… y me di cuenta de lo duro que es ser maricón en provincias y más en Castilla y León… un público disperso… extraño… una drag queen me puso un número en el pecho y me explicó el juego… yo podía mandar y recibir mensajes… la verdad es que no tenía yo muchas ganas de tonteo… más bien estaba curioseando… haciendo investigación de campo… la noche de Jueves había salido por Madrid y había tenido mi ración de disfrute… me llegaron mensajes… respondí educadamente pero sin dar pie a nada más… de repente me quedé mirando a una chica… era muy guapa… era lo único que me interesaba de todo el bar… La chica se dio cuenta que la miraba y me sonrió, supongo que extrañada… me acerqué y se lo expliqué: sino fuera maricón… te echaría los tejos… y la verdad… es que ya no dejamos de hablar en toda la noche… Es guapa, inteligente, divertida, culta… joder… lo tenía todo… me invitó a que fuéramos a otro lado y no lo dudé… allí que me fui con ella… nos contamos nuestras vidas a ritmo de gin tónic… y cuando cerraron el último bar nos despedimos… No nos dimos ni móviles, ni correos, ni Facebook… ni falta que nos hizo… los encuentros son, a veces, breves e intensos para que alargarlos inútilmente…

Me acosté casi a la hora de levantarme y me puse rumbo hacía Oviedo, Vetusta para Clarín y su Regenta, dormí mientras cruzaba la seria Castilla y seguí durmiendo mientras cruzaba las nieves del puerto de Pajares… y antes de media mañana estaba en Asturias… Recorrí la ciudad buscando un hotel… lo quería con baño en el cuarto… quería arreglarme y ponerme y limpio… tal y como es Oviedo… y lo encontré y dormí una hora… y me duché… y salí a comer… me pedí mi botella de Sidra y unas buenas raciones de queso y carnes de la tierra… La sidra se me subió a la cabeza y al ritmo de Fangoria…menudo discazo... al principio se me resistió... pero creo que es lo mejor de lo mejor... una muestra de retales de los ritmos que bailamos con las letras de las cosas que sentimos...



Recorrí el casco antiguo de la ciudad… joder… una maravilla y que limpio… parecía que estaba en Suiza… pero era Asturias, España… la Península Ibérica… rendido llegué al hotel y decidí descansar… sino llega ser por Jesús que me llamó a las once y medía… éste hubiera seguido durmiendo… pero volví a la ducha… me puse bien guapo y me fui en busca de algo de cena y a descubrir la noche de Oviedo… el primer sitio donde recaí, tras cenar una tosta de hígado y queso de Cabrales, fue en un extraño lugar donde se mezclaban homosexuales recién salidos de la aldea y llenos de miedo, colombianos que vendían de todo lo ilegal, una extraña fauna que no sabías si eran matones escapados de la película Gomorra o maricas con zapatos blancos y de punta… sentí miedo… pregunté pero nadie me decía de ningún otro sitio… sólo de una discoteca que se abría a las 5 de la mañana… y cómo aguantar hasta esa hora… me iba dar por rendido… cuando escuché a dos chicos, algo más normales, decir que iban a la santa sede… yo recordaba haber pasado por allí esa tarde… y no lo dudé… allí que me fui… y cuando llegué… todo cambió… un sitio animado… divertido… la gente bailaba… poco a poco se fue llenando y yo empecé a conocer a gente… dos bailarines de Madrid que estaban allí montando una Zarzuela… y un chico de León… que me parecía tan guapo y tan frío… que me dejó helado… y por último un tochito de impresión, con un cuerpo apretado y un rosario en forma de collar que hacía que el morbo se me bajará… pero me rocé con él mientras bailaba… y cuando quise volver a él… ya no estaba… pero me dio igual y seguí bailando… y las cinco decidí irme para la otra discoteca… y nada más entrar me encuentro con el tochito del rosario que se está morreando con un chico guapísimo… bajito, fuerte, con barba, rapado… mi prototipo… y me mira… y yo lo miro… me mantiene la mirada… yo pienso… los tíos buenos se juntan… que voy a hacerle… y me dispuse a pedirme una cola Light… cuando de repente, como por arte de magia… el prototipo, el que besaba al chico del rosario, se acerca hasta mí… y con disimulo, nos tapaba una columna…me besa… yo me quedo parado… me dice que está con su chico pero que le encanto y desaparece… yo no sé que hacer… me voy a la pista y bailo… observo a los dos chicos que no dejan de besarse… de vez en cuando el que me ha besado, me mira y sonríe… su chico va al baño… se me vuelve a acercar y me dice que anote su móvil y que lo llame al día siguiente a la hora de comer… que le encanto… la verdad que él a mí también… se llama Daniel, anotó su número y nos besamos… él se larga… vuelve su chico, el del rosario, siguen bailando… Daniel va hacia el water, yo lo sigo… Nos metemos en un baño y nos besamos… le prometo que al día siguiente lo llamo… nos despedimos… él me dice que se va… Yo lo veo marcharse con su chico… y yo sigo bailando… habló con el chico de León… con mis amigos los bailarines… y de repente Daniel vuelve. Me dice que se ha peleado con su chico… que era un rollo sin importancia… que no me podía dejar escapar… y que viene a por mí… Yo me quedo helado… no sé que decir… y digo que sí porque no sé decir que no… y me voy a su piso… que está al lado de la discoteca… follamos… terminamos de follar y me invita a que me quedé a dormir… le digo que tengo que dejar el hotel a las doce… el hotel está cerca… y se le ocurre que vayamos al hotel y recojamos las cosas y podamos dormir juntos, tranquilos, yo me dejo arrastrar… amanece en Oviedo…cruzamos el centro… me cuenta que en una Iglesia se caso Franco con la Collares y yo me burlo del dictador y de su puta mujer y él se ríe… empezamos a contarnos nuestras vidas… llego al hotel… recopilo rápidamente el equipaje… me hace fotos frente a la iglesia donde se caso La Collares para acordarse de mí… llegamos a su casa… me invita a desayunar… nos acostamos… me invita a medio Orfidal y yo le digo que sí porque no sé decir que no… dormimos abrazados y es muy agradable de abrazar… no nos soltamos… nos despertamos… es cerca de las tres… yo insisto en salir a tomar cañas… él no lo ha hecho nunca… odia los domingos… pero ve mis ganas e insistencia y no los duda… nos duchamos… me lleva de Vermuth… unas gambas rebozadas de escándalo… mejillones… me fotografía con Woody Allen…nos damos cuenta que hemos compartido amantes y nos reímos de lo pequeño que es el mundo y de lo sanamente promiscuos que somos los maricones… me lleva a la mejor pastelería de Oviedo a tomar hojaldres… volvemos a su casa... dormimos la siesta en su sofá… es la hora de que pille mi tren… nos despedimos… nos besamos y me marcho… Duermo todo el viaje hasta Valladolid… supongo que gracias al efecto del Orfidal… y decido tomarme un bocata… en el bar me encuentro con Rafa… a ese chico al que le dediqué una entrada… porque creía que nos unía muchas cosas… y ahora sé que lo que nos unía era Luís… llego a Madrid… me acuesto satisfecho… Cynthia duerme… Ayer hablé con Daniel… me ha dicho que le gusta el olor de la almohada de su cama porque aún huele a mí…

5 comentarios:

patry dijo...

Un fín de semana intenso, con vino al estilo Javier Ejea....me gustas mucho, me ha encantado ese encuentro fugaz con la chica, casi me enamoro de ella.
Te quiero

Clara dijo...

Huele a primavera... y a nuevos amores.
Como siempre, admiro tu sinceridad... te puedo asegurar que existen pocas personas como tú.
Un abrazo,

Poemahouston dijo...

Bonitas historias Antonio, bonitas ciudades, bonitos momentos... Días de altos y bajos para guardar en la mente, pero sobretodo de altura. Se nota que el calor nos va llenando poco a poco. Lo mejor está por venir... es como un anuncio, un presagio...

Quedan 2 días para que empiece la Primavera.

Celebrémoslo. Besazos.

isfugg dijo...

al final te dio por oviedo....
no esta mal, pero yo hubiera elegido gijón, aunque en estas fechas oviedo esta mas animado

saludos

Justo dijo...

Qué fin de semana más bueno.. es una gozada poder conocer gente con esa facilidad, eso de bueno tienen los clubs gay.

(Conozco el ambiente de Valladolid, y el de Gijón, pero no el de Oviedo. Es verdad que Castilla es más dura.. pero a veces te da sorpresas, la última vez que estuve en Burgos fue una pasada, y con tíos muy muy guapos).

Un beso