jueves, 12 de marzo de 2009

TENGO CUERPO DE BAILE


Tengo cuerpo de baile… Serán las capiroscas de fresa que compartí con Jesús, Joaquín y compañía… o la tarde que pasé en el Prado disfrutando de los dolorosos cuerpos mutilados, ensangrentados, partidos, doblados, profanados y abiertos de par en par de Bacon… me quedé enganchado en la oscuridad que hay detrás de sus cuerpos… y como, poco a poco, esos cuerpos van introduciéndose en ella… ese miedo a lo desconocido, que somos nosotros mismos, que llenan cada uno de sus cuadros… efectivamente somos carne comestible… para nosotros mismos o los demás… porque al fin de cuentas, cuando follamos con alguien, lo único que hacemos es comernos un trozo de su carne, de su epidermis… y en toda penetración… hay un pequeño o gran bocado… y todos estamos esperando que venga alguien y nos devore… lenta o rápidamente… algunas veces esa espera se hace horrible… y la espera desespera… la mayoría de las figuras de Bacon están solas… esperando para ser devoradas o están siendo devoradas o ya han sido devoradas por otro devorador… por la vida… y en esa vida hay jeringuillas, cigarros, peep show, bombillas que nos alumbran, water y lavabos, vómitos, cristos ensangrentados…

Y todo gira y al salir de la gran exposición, mientras camino por un Madrid preprimaveral… pienso en tan sólo tres palabras: Nacimiento, copulación, muerte. Bacon y la vida se resumen en eso… en solo eso… Y pienso que entre la llegada y la ida… está la copulación… y copulamos con nosotros… con la familia: padres, hermanos, tíos, primos y sobrinos… con los amigos… con los enemigos…con los desconocidos… nos pasamos toda la vida follando, comiéndonos trozos de otros seres humanos… para ser un poco más nosotros… Caníbales… somos unos putos caníbales…

Y pienso… tengo cuerpo de baile… será por el sol… si llego a ver esta exposición hace un mes… hundido… totalmente hundido me hubiera quedado… y me doy cuenta que mi carácter depende tanto del sol y del buen tiempo que me da miedo que el frío vuelva a venir…

Y me compro una cola Light y entro en el cine… y me sorprende una deliciosa comedia española “Dieta Mediterránea”. Una película que frente la dureza de Bacon, te invita a vivir… a no plantearte porque pasan las cosas y a ser feliz con lo que se tiene… y atreverse a dar un paso más… y no quedarse con lo evidente… pues en lo evidente no está la felicidad… siempre está un poco más allá… cuando te arriesgas y dejas de sentir miedo… los personajes de “Dieta Mediterránea” están llenos de vida… y se atreven a dar un paso más… y aunque a veces la realidad los intenta domar… no se dejan… y se atreven pero sin complicarse… sin dolores de cabeza… con la naturalidad más absoluta… esa naturalidad que da el sol y el mar y la vida… y esta película transmite todas esas cosas… y cuando salgo la temperatura en Madrid es totalmente mediterránea…



Y pienso tengo cuerpo de baile… y empiezo a hacer planes para este finde… compro una entrada para ver a Nena Daconte en Valladolid este viernes… y un billete de Ave hasta esa ciudad… y mañana buscaré un hotel… y tal vez el sábado siga camino hacia el norte… hacia el Cantábrico… Santander, Gijón o Bilbao… necesito viajar… y estar solo… y dialogar conmigo… y convertirme en un caníbal… Sin duda tengo cuerpo de baile…

6 comentarios:

patry dijo...

En tu propio caníbal, porque en la mayoría de las ocasiones nos comemos a nosotros mismos, a deshoras, de madrugada, por la tarde, por la mañana, apretamos los dientes y tragamos saliva con palabras que sólo nosotros sabemos y fantasías que sólo nosotros queremos realizar y miedos que sólo nosotros tenemos, y sonrisas que sólo nosotros nos provocamos.
El hombre es un lobo para el hombre, ya lo dijo el gran ilustrador, pero ¿para qué hombre?, para el otro?? para sí?
Somos un ecosistema de nosotros mismos y a veces nos deboran pero con nuestro permiso pues de lo contrario deboramos.
Dieta humana creo q es la única que se ha estudiado.

Amador Aranda dijo...

Qué envidia, yo también quiero ir a ver a Nena Daconte...en fin, llevas razón, empieza el calorcito, y como que...te animas mucho. Un besote, caluroso, claro.

Unos zarcillos pa mi luna : dijo...

anthony, me ha gustado...se acerca a la realidad más miserable, cruel y monstruosa que ca uno de nosotros llevamos a cuestas...Ese Bacon, como distorsiona, cuanta escuela de su amado Goya, cuanto tormento arrastrado...ya Juan acertó un pleno al designarle como banda sonora, Joy Division. A él le dije sobre Ian Curtis, "soberano hijodeputa estaba hecho"...seguro no menos que Bacon, seguro no menos que ese otro perfil que todos y cada uno de nosotros esconde.

Un beso apañao.
TQ.
R.

Chafan dijo...

Sin saberlo, desde patrycio acabé aquí leyendo esto que yo creo que es justamente lo que, de alguna manera, necesitaba leer. Gracias.

Te dejo este a ver qué tal:
http://www.youtube.com/watch?v=LhX1tvTgqC8&feature=channel_page

Justo dijo...

Francis Bacon y la primavera son una mezcla explosiva, ¿o no tanto?

Que te cunda ese estado de ánimo.. yo es uno de los años que celebro más el cambio de estación; ha sido un invierno duro

(Besos)

la maestra dijo...

Estoy deseando ver la exposición, qué tal cual me la pintas tiene que ser desoladora, pero como ya tenemos sol podré disfrutarla con admiración.
TAmbien tengo ganas de disfrutarse, besarte, abrazarte... tengo ganas de ti.
Te quiero genio!