martes, 12 de junio de 2007

¿POR QUE ME GUSTA SR. CHINARRO?




Cuando era niño en casa de mi abuela, en un viejo magnetofón, recuerdo que mi tía Carmen ponía una cinta de los beatles. Mi tía se casó, se fue a vivir a Torrejón de Ardoz, y se dejó olvidada la vieja cinta que siempre que iba a lo de mi abuela encontraba en una vieja caja de galletas, al lado de la música que le gustaba a mi abuela: boleros, Carlos Gardel, los pekenikes (también de mi tía), Manolo Escobar y los indios trabajaras… Mi preferida era la de los beatles que oía una y otra vez.

Luego recuerdo la música que se oía en casa de mis tíos en Torrejón de Ardoz y recuerdo canciones de los bee gees, cat stevens, los beach boys, serrat, ana belén y Víctor Manuel… eran los años 70 y poco a poco, casi sin querer me fui aficionando a la música.

Como niño que era me deje llevar por la moda de grupos infantiles y fui fans de Parchís… de los que me sabía todas sus canciones.

Pero el gran revulsivo para que mi educación musical cuajara y me haya convertido en todo un aficionado a la música, fue que mi padre, persuadido por su amigo Manolo Blázquez, ambos a la vez, se compraron, a principios de los ochentas, dos equipazos de música, los más modernos y último modelo del mercado. Mi equipo era un Sony color plata, con un pedazo de altavoces… yo creo que aún hoy en día es un gran equipo… por cierto lo voy a recuperar para mi nueva casa. Delante de ese equipo pasé numerosas horas escuchando todo tipo de música. Primero la que compraba mi padre: la pequeña compañía, Julio Iglesias, Marfil, cintas que le grababa su amigo Juan Hidalgo de la discoteca Osiris. Singles de cantantes italianos de las chicas que trabajaban en la súperlimpieza, discos de los Pecos de mis primas…Todo tipo de música que me fue conquistando… Había temas que me volvía loco y repetía una y otra vez hasta la saciedad… recuerdo que me ponía unos grandes cascos negros para no martirizar a mi familia.

Poco a poco fui creciendo y empecé a grabar y a comprarme mi propia música. Confieso con cierta vergüenza que me gustaba José Luís Perales y Mocedades (estos últimos me parecen aún hoy en día unos crack y los reivindico)… Luego fui adecuando mi gusto a mi edad y empezaron a llegar hasta mi los grupos de la movida. Toda esta música me llegaba gracias a la ayuda de mi amigo Jose Molina que utilizaba mi equipo para grabar discos o me dejaba sus maravillosos discos y me los grababa yo: el cuatro rosas de gabinete, la mafia del baile de loquillo, el disco rojo de 091,la frontera, el disco del reloj de Mecano, spandau ballet, duran duran, Michael jackson, los primeros ronaldos… no sé cuantos discos pude grabar en ese maravilloso equípo sony. Recuerdo que cada vez que la aguja se jodía, tenía que ir hasta pioneros y comprar otra… no decía nada en casa, por si me caía una bronca, ya que era el único que utilizaba el equipo y tenía que pagarla yo con mis ahorros.

Y como la música ya estaba dentro de mí, quería tener también música en mi cuarto y me compre un equipo con doble pletina (con los ahorros de trabajar un verano en la auto-escuela los olivos) para no dejar en ningún momento de escuchar música. Y fue el equipo que estuvo presente en numerosas fiestas adolescentes, en días de piscina y campo. Ese equipo fue haciéndome crecer musicalmente: radio futura, dunca dhu, Alaska y dinarama, empecé a apreciar el pop ingles de los 80: pet shop boys, new order, housemartins, smiths, cure, mas ronaldos, los secretos… No sé, pero sé que ese equipo fue testigo de cómo fui adquiriendo más cultura musical al llegar mi primer año a Madrid, me acompañó allí también, en el descubrí la Velvet Underground, the doors, mano negra, R.E.M., Stone Roses y Happy Mondays… Y como no el fue el testigo de la llegada del grounge a nuestras vidas y tuvo que soportar una y otra vez el smeels like teen spirit de nirvana, pearl jam… red hot chili peppers… y mis únicos escarceos con la música mas dura de mano de Guns and Roses (ahora me pregunto como caí tan bajo)… pero también en él disfrute con La granja y esa bella canción que dice “fuimos chicos rebeldes de futuro prometedor” y estuvo conmigo hasta que dos nuevas tendencias musicales empezaron a aparecer en mi vida: la música indie y la electrónica (esta última garcias a muchas horas pasadas en la buhardilla de Luis Teba).

Creo que el coqueteo con la música electrónica fue la que me exigió un nuevo equipo con cd incorporado, fue un pedazo de regalo para el día de mi santo del año 199... Y allí escuche hasta la saciedad: planetas, buena vida, family y su soplo en el corazón, Portishead, chemical brothers, prodigy, mas pet shop boys, más new order, goldie, oasis, fangoria, carlos berlanga, fresones rebeldes, nosotrásh, suede, Belle & Sebastián, Radiohead y mil y un grupo más frances, británicos y yankis… y de vez en cuando apareció algún tema de Sr. Chinarro… ya vivía en Sevilla y empecé a conocer a esta banda, aunque aún no me conquistaba del todo.

La llegada del milenio trajo un nuevo equipo, Sony plateado, como el primero que compró mi padre pero en pequeña escala… y allí seguí escuchando a Belle & Sebastián, a Pulp. Elliot Smiths, más fangoria, Jay Jay Johanson… y tantos otros y a la vez que este equipo convivía conmigo empecé a acostumbrarme a las descargas de Internet y el ordenata se convirtió en un nuevo equipo de música y empecé a descargar más música de la que realmente se puede consumir: flaming lips, sesiones de house, musica de los 60 imposible de conseguir… y de esta forma fui ampliando mi cultura musical gracias a Internet.

Y todo cambió hace apenas 3 años con la llegada del Ipod … nuestras vidas se convirtieron en videoclips (aunque antes lo eran gracias a los walkman y los discman pero creo que en menor medida) con temas de Josh Rouse, Ron Sexsmith, Arcade FIRE, Franz Ferdinnand, Anthony y Rufus…

Y toda esta música y muchas más... hizó posible que yo estuviera receptivo para dejarme conquistar con el disco de Sr Chinarro “el fuego amigo”, que volvió a llamar mi atencióne hizo que volviera mi oidos a sus discos anteriores y que los buscara y me enamorara con sus melodías rotas, sus letras surrealistas y absurdas pero siempre certeras y con esa forma de cantar única y desganada. El disco"el fuego amigo" me acompañó en mi ipod en multitud de viajes y situaciones vitales y al año siguiente Sr. Chinarro me vuelve a sorprender con un disco aún más perfecto y más vital como es “El mundo según”. Sé que sino hubiera tenido y tejido esta cultura y evolución musical jamás hubiera prestado atención a Chinarro, sé que es un grupo algo difícil que requiere una cierta formación… pero yo la tengo y soy capaz de disfrutar con esa voz monótona que a mí me parece llena de matices y magia… y sé que no estoy solo, que somos una gran minoría los que este viernes disfrutaremos con esta bella normalidad musical en su concierto en el teatro Álvarez Alonso. Si los conoces ven y sino dadle una oportunidad, pero sin prejuicios… son únicos…

5 comentarios:

unviajealaluna dijo...

Para cualquiera que este acostumbrado a escuchar a los Pereza, El canto del loco, Fito (aunque este si tiene calidad y sabe de musica...) y todo esto... escuchar de golpe y porrazo a Sr chinarro... creo que le va a venir muy largo... incluso para gente que pueda haber escuchado algo de indie como puedan ser Los planetas o como mucho a Chucho... que se de gente que es asi y ya considera que son entendidos en grupos indies españoles... pues eso, que creo que les va a venir muy muy largo escuchar a Chinarro... porque su musica es pop-rock, pasando por el folclore andaluz, rozando a veces la fusion con el flamenco... y todo con una gran carga en sus letras de surrealismo, costumbrismo, ironia y sentido del humor... creo que para alguien que solo esta acostumbrado a escuchar lo comercial no le va a gustar para nada y no lo van a saber apreciar y ademas no creo ni que le de la oportunidad de, ya no digo comprar sus discos sino de descargarlos y escucharlos...

Pero ya se sabe... no esta hecha la miel para la boca del asno...

mamen dijo...

mis experiencias musicales desde pequeña tienen que ver primero con el flamenco, desde chica, siempre en casa se escuchaba flamenco, sobre todos los fines de semana claro, mi padre lo ponía a toda voz, mientras mi madre estaba por la cocina o en las habitaciones con nosotras...mi padre tocaba la guitarra en la salita...esa era la banda sonora..luego pasé a escuchar mi primer vinilo que fue como ya dije el "Aidalai", de Mecano, aunque luego metí la pata comprándome el de Xuxa! jajajaja!! que las cosas como son, me encantaba verla en la tele con su melena rubia y ver los bailes que hacían, incluso soñaba con poder ser un dia una de las niñas bailarinas que iban con ella...
de ahí salté a Loquillo, Gabinete, Mano Negra que coincidía con la adolescencia de mi hermano y todos lo dias ponía el equipo a TODA VOZ, y cuando digo a toda voz digo a toda voz, ( eran muchas peleas la que provocaba el gamberro, " mamáaaaaaaa diiiile a Paco que le baje vooooooooooooooooozzzzz!!") el caso es que si tengo que decir que crecí con algo fue con el flamenco de mi papi que me gusta mucho y toda la musica de mi hermano, de hecho creo que ahora me tira más el pop por él, Él sin duda ha sido mi descubridor de musica, le robaba cd's, se los sacaba de las cajas , cajas que nunca se volvían a llenar... me descrubrío grupos que hoy en dia son de mis favoritos como los japoneses Sigur Ross..
hoy en dia el que me descubre musica es Jose, que se preocupa de que cada semana escuche la "recomendacion" y así gracias a él descubrí lo que realmente se identifica conmigo er Brit-pop.

chin-pon

David dijo...

Yo empecé a descubrir la música que ahora me gusta muy tarde, pero en mi casa siempre se oyó música, y recuerdo con mucho cariño las cintas que ponía mi madre de Carlos Cano y una recopilación que hizo de la radio de muy buena música y que es posible que sea la cinta que más veces he escuchado. Eso me metió el virus de la música, y luego resurgió con fuerza a mediados de los 90. Casi todos los grupos que me gustan me pillaron a mirando hacia otro lado, pero supe reaccionar a tiempo.
Sr Chinarro me enganchó con su canción Quiromántico, y los dos últimos discos son mucho más luminosos, sigo pensando que me pierdo algo, pero tampoco entiendo a otros grupos y eso no me impide disfrutar de la magia de su música.

Amador Aranda dijo...

Ya sé porque no tienes carnet de conducir...por lo de trabajar todo el verano en la autoescuela, jeje. La verdad es que un equipo de música bueno se agradece. Mis padres no compraron uno bueno, y además, mi hermana se adueñaba de él, y me ponía a Ramazotti...eran otros tiempos, claro. Yo realmente me aficioné a la música algo más tarde que a los libros o al cine, pero...nunca es tarde, claro.

David dijo...

Por cierto, felicidades en el día de tu santo.