jueves, 5 de abril de 2007

DESDE VERONA

Escribo desde Verona. Llevo 4 dìas de viaje y por fin he encontrado un internet decente para poder conectarme y escribir mis memorias de viaje a la Italiana. Y para eso voy a empezar desde el principio. Todo lo que me ha ocurrido en el viaje y que he ido anotando en una libreta roja a mano.

Lunes 2 de abril 2007

Han pasado dos meses y unos dìas desde que deje Italia y hoy vuelvo. En estos meses han ocurrido muchas cosas: empiezo a disfrutar en mi trabajo, he tomado la decisiòn(dolorosa) de independizarme y buscar un apartamento donde vivir, he escrito una obra de teatro que se estrenarà en Junio, he montado otra "las bajinas" y he puesto en marcha este blog. Todo ha servido para asentarme un poco màs allì donde estoy. En Roma hace un dìa esplendido. Ahora estoy sentado en el aeropuerto, esperando el equipaje... Estoy muy cansado, anoche no dormì mucho (Ely tù ya sabes porque) en Madrid. Voy a pasar el dìa en Roma y por la tarde me marcharè para Nàpoles. No tengo prisa, no tengo nada preparado y lo que màs me gusta es despistarme por el camino, acabar donde menos me lo espere. No tengo que dar explicaciones... Vuelo libre como en el verano. Me acuerdo de mi gente, de mi Lola, de mi Aurora, de Ely( Como nos hemos conocido este trimestre), La Merce, pienso en Gema y me entristece su tristeza, las dos Mamen... cada cual màs gata... Y me preguntò: por què son tan importantes en mi vida?

Ahora estoy sentado en las escaleras de Pza Espana, el dìa es bestial. Es fantàstico volver a una ciudad cuando conoces sus calles, ya son un poco tuyas y caminas sin necesidad de plano, te sientes menos extragno... y algo màs parte de ella. Nàpoles se presentarà esat noche como una desconocida que tendrè que descubrir como en su dìa hice con Roma. En la bella escalinata de Pza Espna un grupo de espanolas càtolicas ensucian el ambiente, estàn enrolladas en una gran bandera espanola, quiero fijarme or si leva el aguilucho... creo que sì y me pongo de muy mala leche... cantan temas de iglesia mezclados con la Macarena, otros espanoles se sienten tan avergonzados como yo... Dan una imagen de espana cadùca y casposa. Que fàacil y que torpe es tomar una bandera, que nos representa a todos y hacerla tuya... que cuidado hay que que tener con los simbolos... aquì nadie sabe que ese aguilucho es anticonstitucional...
Pero decido pasar de ellas y escucharme, escuchar mis pensamientos, sentado en la escalinata al sol... Y dejo fluir ideas... ideas para una obra de teatro... y voy anotando...

Llego a Piazza Navona, un gruo de cuatro gitanos de la antigua Europa del Este, parecen sacados de una pelìcula de Kusturica, interpretan temas de jazz, boleros... Lo interprtan con tantan fuerza que te transamiten ganas de vivir, de zambullirte en la vida, de tragartela toda, de no dejar nada para magnana... La laza està llena de gente que turistiquea tal y como lo hago yo. Algunos en pareja, otros en gruo y los menos en solitario. Me gusta el bullicio, en medio de todo esto, sol, menudo sol... èsto tiene que ser muy bueno pa el cuerpo y pa el alma. A mi lado se sienta una chica que tiene mis mismas zapatillas, las que me comprè aquì en enero, y que casi no se han separado de mì en los dos meses y que me han traido de vuelta aquì.

MARTES 5 DE ABRIL 2007

Anoche lleguè a Nàpoles, no encontraba nada libre, todas las pensiones llenas los hoteles modestos tambièn... sentì un poco de miedo. La ciudad en una primera impresiòn es caotica, llena de obras y de coches que te pitan or todas partes. Pero al final, como siempre y como bien dice Blanche en un Tranvìa llamado deseo, hay que confìar en la amabilidad de los extranos, el conserje de un hotel llamò a una amiga que tiene un bed and breakfast y me estoy alojando en su casa. La verdad es que fueron muy amables y el hijo, un tal Hugo que se parece mogollòn al Hugo de OT, no dejò de darme palique mientras me cambiaba de ropa despuès de la ducha... la verdad es que era divertido, el chaval es surfero y quiere pasar el verano en Tarifa... yo lo he dicho que se venga... Sali a cenar y como una buena pizza y a la cama , que la rompì, estaba molido...

Hoy me esperaba un Nàpoles, glorioso, lleno de callejones, desconchones, gente que grita por la calle, coches que pitan a tu espaldas... no hay aceras... las personas y los coches caminan a la par... no pasa nada... todos se respetan pero a gritos, gritos y pitidos por todas partes, pero no hay tensiòn por ninguna parte... la iudad es totalmente portuaria, llena de etnias de todos los colores... el olor a pizza por todas partes,en una de las iglesia que visitè, El Gesus, conocì a una pareja que me contaron la historia de un santo que habìa allì. Conocìan Jaèn ya que la hermana del chico habìa estado de erasmo allì y me recomendaron una pizzerìa ùnica... por cierto es falso que la pizza napolitana lleve anchoas... eso me dijeron ellos y asì lo comprobe en la pizzeria... cuando salgo de comer, ha empezado a llover y lo hace con gana... se me cae un poco el alma a los pies y decidò mirar la previsiòn del tiempo... no va a dejar de llover en el sur en toda la semana, en cambio en el norte pone que va a hacer buen tiempo. No lo dudo, cambio de itininerario, manana ire a Pompeya y por la noche en un coche cama hacìa el norte.


MIERCOLES 4 DE ABRIL 2207

El silencio de Pompeya, el silencio de sus calles, el tiempo se detiene, el silencio es roto, de vez en cuando, por las voces del mundo, voces nunca iguales, siempre diferentes. Pompeya destruida, detenida, como si la vida se hubiera parado de repente y para siempre en esa ciudad y ahora nosotros, vulgares turistas, nos involucramos, como periodistas curiosos en esas casas, en la vida de esa ciudad que fue devorada por la lava, sin pedir permiso... robando la intimidad de esas almas que de alguna forma siguen allì, siento que me confundo con ellos, que en algun bucle del tiempo siguen esas personas allì y nosotros los pisoteamos, entramos en su intimidad... En una vida que es tan diferente pero tan igual que la nuestra... gusto por lo exquisito, la educaciòn en la cultura (tenìan dos teatros y un anfiteatro), en el ocio... Han pasado 2000 anos y somos iguales... Pasemaos por sus callles, calles còmodas, limpias... Pompeya...

JUEVES 5 DE ABRIL 2007

El sol vuelve a mì, lo necesitaba... y tras un viaje en coche cama de màs de 10 horas, llego al civilizado norte. Llego a Verona, la ciudad donde Shakespeare centro su màs bella historia amor... amor? yo creo que de tonterìa adolescentes, frente la brutalidad del mundo adulto... recuerdo tumbado en la plaza de la signoria de Verona, el montaje que hice con los adolescentes y que tan buenos ratos nos hizo pasar. Imagno con poder hacerlo aquì en esa plaza y me dejo llevar por esos pensamientos, mientras el sol me acomapna y almuerzo al sol y me tomo un vaso de fruta fresca que comprado en un mercado... y camino por sus plazas y descubrò el norte, el silencio del norte, aquì no hay bocinas, ni gritos y las etnias solo venden bolsos o cuidan a personas mayores... todo es tan civilizado... todo tan perfecto pero tambien es bello... y lo mejor contradictorio... en el norte he encontrado el sol...


Me despido hasta cuando pueda concetarme... escribid... y el viernes me acordarè de mis compis del belfast...

5 comentarios:

Amador Aranda dijo...

Una crónica muy bonita. Me alegro que te lo estés pasando tan bien...un beso guapo.

Daniel dijo...

Joe a la aventura yo no me atravería. Yo tengo k tener todo bien atado y planificado. Si no ya me vería durmiendo en un banco (pero yo exaría el cerrojo, aunke venga la poli). Gracias x acordarte de romeo vs julieta. X cierto ai una fuente en la plaza k dijistes k esta bien.
En fin piensa ya en la sesión del viernes jeje.

Elisabeth dijo...

Hola niño ya viernes y el belfast hasta la bola, solo faltas tú con tu música, seguro que te encantaría estar aqui, pero vamos que veo que tu mal no te lo estas pasando alli disfruta muchísimo...Te quiero mucho,un beso..

Fumandoespero dijo...

Ay amigo que envidia me das! Esa Verona que tantas sorpresas guarda, el exilio de Dante, las bicicletas, la belleza, para mí fue un despertar a muchas cosas (que pena que lueo me dormi)...¿que tendrá el norte de Italia que lo hace tan cercano? que bien que estés disfrutando!!! Si solo hubiese leido tu crónica te imaginaría espiritual, otro viaje sanador, pero he hablado contigo hace un rato y ya sé que estás en Padova, (que bella Vicenza,uuuummmmm) y que estás mas salvaje de lo que parece, ea así eres, te echo de menos.

nanuk dijo...

me está encantado conocer "TU" Italia a través de tus ojos, como me gustaría estar a tu lado... ya me llevarás contigo. Te quiero