miércoles, 21 de febrero de 2007

olivia newton john

he deciddo hacer una sección sobre el recuerdo... no sé por qué me he acordado de esta mujer y la verdad es que marco mi pre-adolescencia... la recuerdo en grease y luego en xanadu con esos patines y creo que esta fue su canción mas famosa... pues fijaros en el video no tiene desperdicio... en esta sección os invito que hableis de vuestros recuerdos más o menos relacionados con la persona que aparece... pa mi Olivia es el cine san miguel donde vi xanadu y es esas tardes de cine a principios de los ochenta en martos, cuando en el cine se podia comer pipas y fumar como carreteros... esos cines llenos de gente a las 6.15 y que cuando salias te apretujabas con la gente que iba a entrar a la función de la 8.15 y si eras listo y te había gustado mucho la peli, te escondias en los servicios, esos servicios que tenian el cien san miguel, que daban miedo y morbo, y la volvias a ver... esos son los recuerdos que me trae olivia... dejadme los vuestros...

1 comentario:

Amador dijo...

El cine San Miguel, que recuerdos, y qué injusticias, dicho sea de paso, se ha hecho con ése cine. Yo no recuerdo ninguna película en especial, recuerdo ir los domingos, y el calor de la calefacción, y sentarme en los asientos laterales, que tenían menos butacas, y poner los piés encima de las butacas delanteras. Recuerdo, el gallinero, con sillas que parecían de terraza de verano, y que siempre te decían que se podría caer de un momento y que sólo se podía subir una o dos veces al año, en carnaval, y cuando ya había mucha gente abajo. Recuerdo las leyendas, de que en el cine había ratas, y que luego descubrí, cuando representamos caricias, que puede que fuera cierto, porque los vestuarios eran sacados de la posguerra española. Recuerdo al que cogía las entradas, y como descubrí, que un trabajo que a mí me podía gustar mucho, rodeado de poster de cine y de rollos de películas, a ése taquillero, no parecía gustarle, porque siempre tenía una cara de enfado increible. Que importante es la memoria, ¿la perderemos cuando el cine de derribe?. Un beso.