miércoles, 6 de enero de 2010

EVOCACIONES

Todas las canciones evocan momentos. En el salón de la casa de mi madre veo, en la noche de reyes, un DVD de Vincent Delerm que compré en mi viaje a París. Suena, tal vez, la que es para mí su más bella canción: Marine. Y sin querer en mi mente se mezclan imágenes de dos viajes diferentes. En Marzo del 2008 recorrí en tren Bélgica y parte de Francia. Era semana santa y en un tren atestado de franceses vacacionales degustaba el disco de Vincent. En ese tren llegué a Nantes y esa tarde compré las famosas galletas de Nantes y las devoré mientras compraba más discos de Vicent Delerm en la Fnac. Hoy comiendo roscón de reyes en casa de mi tía Carmen y hablando con Sylvain, el maravilloso marido francés de mi prima Rocío, he recordado el sabor de las galletas de mantequilla. Todo ese viaje, los sabores de ese viaje están impregnados de los sonidos de Delerm. Como lo está el camino de vuelta de Cádiz a Sevilla, de un final de Agosto de ese mismo año, con una de las luces de verano más potentes que recuerdo. Regresábamos José Antonio y yo de pasar un fin de semana muy especial en las playas de Bolonia y alrededor, volvía emocionado y la canción de Marine lo llenaba todo. Le pedí que me la tradujera y no fue capaz pero me dio igual. Meses después Santi lo haría en París. Este domingo me he vuelto a reencontrar con José Antonio, tras más de un año sin verlo. Ha dejado de ser un fantasma para convertirse en un bonito recuerdo. Ya está colocado en su sitio, en su lugar, ya no hay rencor, ya no hay dolor, es parte de un pasado que tiene luz de verano y sonido de Vincent Delerm.




Para que quien no conozca a Vincent Delerm es el morenito guapo del video... como me gusta...

12 comentarios:

Blondie dijo...

Una vez más me dejas anonadada con tus escritos..Qué ganas tengo de visitar París..Un abrazo.

Amador Aranda dijo...

A mi también me encanta Vicent...por cierto, el otro con el que canta es Peter Von Poelhl (no sé si se escribe así) y tiene un disco estupendo...yo lo conocí por casualidad, leyendo una biografia de Michel Houlebequec, al que por lo visto, le había producido un disco...qué caminos más raros nos llevan a la buena música. Un beso guapo, y felices reyes. Yo te escribo desde los míos.

Anónimo dijo...

quién me iba adecir a mí que te iba a abrir en un ciber de marrakesch, con un frío atroz y enamorado hasta las trancas y que me ibas a conmover otra vez...felicidades antoñito

puede q tú a mí no me conozcas pero para mí ya eres como un hermanito

el jubilado onuvense

patry dijo...

Lo del jubilado onuvense en Marrakesch supera cualquier comentario de este post, no obstante te digo que tienes el don de contagiarme el ritmo de tus canciones y q me encanta que el olvido siga ileso para permitirte seguir sonriendo, follando, enamorando y conquistando a quien te pille cerca.

Un te quiero

JD dijo...

Patry, lo del jubilado onuvense en Marrakesch no tiene tanto mérito...Un jubilado almeriense como Juan Goytisolo lleva años viviendo allí...que no todo el IMSERSO es Benidorm!

Clara dijo...

Una canción preciosa... me encanta cuando dice:

"Je ne la comprends pas encore.
Son visage quand elle s'endort,
je regarde et puis j'éteins"

Un abrazo,

Anónimo dijo...

patry: te escribo recién llegado y viendo a la pagés bailar en TV (que PENA no estar en persona en el Real) para decirte q este jubilado onuvense tiene una peculiaridad: tiene 21 años y estudia medicina en madrid. la etiqueta de jubilado -y la de onuvense- me la puso mi querido amigo JD (mira la entrada "Lo que nos queda por vivir")

JD: gracias por defender el espíritu aventurero q todo jubilado lleva dentro. nosotros tb estamos contigo. pero Juan todavía escribe (y mucho, gracias a Dios). podrás leerlo en El País muy frecuentemente=)

besitos a los dos

A (de Antonio)

Poemahouston dijo...

Sin duda mi tema favorito de Vincent Delerm con permiso de su versión en directo de "Porque te vas". Además, toda la letra y el propio Vincent me despiertan algo al oírlo cantar y poder entender algo de los que dice...

"Nunca podré superar al chico que me precede, dividirá los sentimientos en tres..."

Bueno, se ve mi debilidad por este chico... Mil besos llenos de frío, lluvia y lambrusco.

Anónimo dijo...

Hola, Antonio

Te escribo desde París. Como te dije mañana pasaré por Madrid, por si estuvieras "dispo" para un café.
La canción es muy hermosa, no sabía nada de este hombre (soy más de Balavoine y de Souchon)...
La parte que más me gusta es tambien la de "je ne peux pas
effacer le garçon juste avant moi/
il faudra diviser certains sentiments par trois" aunque yo la traduciría como "no puedo borrar el recuerdo del chico que hubo antes de mí/habrá que dividir entre tres algunos sentimientos".
Te recomiendo que escuches el siguiente link de Renaud, verás como la adoras, por hermosa, por hipnótica, por expresar tanta nostalgia:

http://www.youtube.com/watch?v=UFwopgNsRmM

Un beso enorme.
Jesús

Justo dijo...

¡¡Pero qué canción más preciosa!!

Me tienes que recomendar un disco, o dos, de Delern, que yo sigo comprando discos, porque me gusta cogerlos con las manos y mirarlos. Recuerdo que él fue la excusa de tu último viaje a París.. aunque al final las fechas no coincidieran. Ojalá y venga por aquí.

Un abrazo

San Canalla dijo...

Tomando un café escucho a Marine. Tus evocaciones y la banda sonora me confirman algo que ya sabia, que los sentimientos tienen fecha de caducidad. Me echo otro café mientras miro por la ventana de mi cocina las sabanas tendidas y mil veces compartidas de mi José Antonio. Aterrizo y me celebro que ya queda menos para el aniversario. Te quiero con ganas y sin fechas

la maestra dijo...

¡Que larga la espera cuando hay que olvidar! ¡Qué grata la vida cuando el tiempo te regala lo mejor del olvido!...
Intenso año...muchos más