miércoles, 8 de abril de 2009

ROCÍO HA SIDO MAMÁ Y ALGUNAS COSAS MÁS

Mi amiga Rocío, me manda un mensaje en mitad de la madrugada. Yo no lo escucho y al despertarme leo: “Desde las once tengo un Miguel, no lo he visto casi. Cesárea y demasiado pequeño, no sabemos que va a pasar, yo no puedo parar de llorar pero quería que lo supieras”. Estoy lejos de ella. Le mando un mensaje y le digo que todo va a salir bien… sé que va a salir bien, no puede ser de otra manera.

Camino por las calles de Sevilla, la mañana es aún algo fría pero el sol promete ir calentando el ambiente… y para mediodía ya iremos todos en mangas de camisa y es probable que vuelva a casa a ponerme mis pantalones cortos.

Love of Lesbian resuenan en mis oídos. Me cruzo con gente montada en bici. Me gustaría ir montado en una de ellas. Love of lesbian sentencian que el fallo mas grave paso por guardar los días más gratos y olvidar los demás.



Sevilla está llena de flash-back y muchos de ellos relacionados con el año 1999, como el título del último disco de los love of lesbian. Anoche cené con Javi, hacía tantos años que no nos sentábamos y cotilleábamos sobre nuestras vidas y las de las personas que nos rodeaban y nos rodean. La conversación, como siempre con él, es fluida, rica y acida… y me dejó con ganas de más.

Hace unos días me volví a reencontrar con Gabi, con ésta en Madrid, una compañera de carrera de principio de los noventa. Hacía más de 16 años que no nos veíamos… me doy cuenta de que mi generación anda algo perdida… aún no ha encontrado su sitio en el mundo… no sabe qué hacer… seguro que son solo algunos… la mayoría han encontrado su trabajo, pagan religiosamente su hipoteca, educan con seguridad a sus hijos, viajan juntos en vacaciones y son moderadamente felices… ¿y que hacemos los que no podemos seguir esa estela…? primero porque algo dentro de nosotros mismos no nos deja… necesitamos cambiar de trabajo constantemente…no sabemos pagar hipotecas… nos tenemos hijos y nos da miedo el compromiso… y de repente una mañana, andando por Sevilla, deseas que una bici se pare y te invite a montarte… te sientes perdido… porque echas de menos casarte con el ciclista que acaba de pasar y que un niño común, entre el ciclista y tú, te despierte en mitad de la noche…y te das cuenta que vives en una continua contradicción… entre lo que quieres o lo que deseas y lo que haces… y vuelvo a pensar en Rocío… y en su Miguel y en las numerosas noches en vela que les queda por pasar, los cines, los viajes, las ferias, las fiestas, las series, las cañas que le quedan por sacrificar por Miguel… y me doy cuenta que soy un egoísta. Me doy miedo. No quiero sacrificio. No quiero compromiso. No quiero hipotecas. No quiero nada que me ate.

Y llamo a mi madre y le digo: Me duele la parte de atrás de la rodilla derecha. Ella me contesta muy segura: eso son las corvas… normal hijo, vas pa los cuarenta… ¿40?

¿Y? Sueño que una antigua pareja y yo nos cruzamos por la calle. Él está mucho más cachas, lleva una camiseta blanca que se le ajusta como nunca se le ajustó cuando iba conmigo y lleva las gafas Prada que le regalé y que no sé si me devolvió. Va con un chico, moniiiiiisimo, los miro, son felices. Él no hace por pararse a saludarme. Yo lo pienso pero no lo hago. Seguimos hacía adelante. Yo vuelvo la mirada hacía atrás. Lo veo juntos y sonrío feliz. Continúo, en mi sueño, caminando por la plaza del Carmen de Madrid, supongo que ellos han doblado la esquina para ir a la Boite.

Sentado en un bar frente el arco de la Macarena, recuerdo otra semana santa, de hace 3 años, donde otro amante, entre polvo y más polvos, me enseñó todas las putas cofradías de Sevilla. Ahora intento no cruzarme con ninguna, las esquivo, las evito… por supuesto no entraré a ver a la Macarena… no me gustan las vírgenes… me parecen peponas… maquilladas, llenas de alhajas… unas barbies con kilos de más…

Entre reuniones y procesiones hablo con Rocío. Está preocupada pero el niño está
bien y ella mejor. Es algo pequeño pero crecerá… y tendrá todo el amor de una mujer maravillosa porque, como le dije el día de su boda, Rocío es espontaneidad, es vida, es alegría, también es lloro, es magia, es una mujer moderna, de hoy en día, es agradecida, es una buena amiga, sabe contarte su vida con todo lujo de detalles, sabe escucharte, sabe mirarte y apoyarte con sus palabras, sabe aconsejarte, sabe escribir mensajes al móvil y enviarlos para que tú lo recibas en el momento justo. Rocío sabe bailar, sabe divertirse y que tú lo hagas con ella. Sabe darte un consejo sabio y sabe estar atenta para que lo pongas en marcha. Rocío sabe estar a tu lado en los malos momentos, sabe abrazarte, como nadie, cuando tu padre se acaba de ir, sabe cuidarte, sabe mimarte… Sabe organizar, sabe preocuparse por las cosas que le afecta: el trabajo, el dinero, la familia… siempre atenta a los demás. Porque ella es así. No sabe vivir si no está volcada en los demás. Por eso es la mejor de las hermanas, es una maravillosa hija y seguro que será una gran madre…

4 comentarios:

Emilio (Vértigo) dijo...

Hola Antonio. Hace mucho que no visito tu blog. Recuperaré la costumbre con más calma. Hace unas semanas estuve en Sevilla. Y monté en bici. Casi sin conocerla recorrí sus calles. Es reconfortante sentirte por unos momentos parte de la vida de otros lugares.

Un abrazo fuerte.

Nos vemos pronto.

Anónimo dijo...

Madre mia antonio. Se ve que te he enviado un montón. Bueno pa que veas el interés que tenía en escribirte.

Emilio

Justo dijo...

¡Me gustó la canción! No me extraña,viniendo de ti..

Por cierto, tu Vincent Delern actúa varios días seguidos en París a primeros de julio, en Bataclán, es una sala parecida a la Heineken de aquí, estuve hace poco viendo a Jay Jay Johanson. Es la excusa ideal para una visita..

(Estoy en España dos semanas: Madrid, Albacete y Málaga; seguramente me anime al concierto de Algora, me pilla aquí, te llamo pronto).

Un abrazo

isfugg dijo...

que hay Antonio... todo bien?

oye.. que el miercoles conoci un tal Antonio tambien..
corria como si la muerte le siguiera
solo le pude segir el ritmo 15 min, termine muy cansado, enfadado conmigo mismo y algunas cosas mas..

saludos