jueves, 30 de abril de 2009

FAMILIA TRIFÁSICA

En el tren camino de Madrid, para matar el tiempo, me pongo un capítulo de Brothers and Sisters… Es un capítulo emocionantemente melodramático, como todas las cosas que le ocurren a la familia Walker y por transposición a casi toda familia que se aprecie. En una familia los sentimientos están siempre a flor de piel, un acontecimiento, por pequeño o grande que sea, se vive en profundidad y sirve para que las relaciones vayan creciendo, los amores aumentando y los odios, espero que disminuyendo. Por eso, una familia es un microcosmo dónde todo puede ocurrir. La mayoría de las grandes obras literarias o grandes películas giran entorno a la familia… Todas las sagas son únicas y especiales… Incluso la mía que yo la clasificaría como disfuncional o trifásica… Aunque si me comparo con la de los Walkers o la de los Ewing o la de los Chaning o los Corleone… creo que no tengo nada que envidiarles…Como todos ellos hemos sido una familia unida, con nuestras luces y nuestras sombras… De niños vivimos una infancia feliz, estudiamos en colegios de pago, los que mis padres creían que eran los mejores para nuestra educación y nuestra moral… Cada uno ha tenido su habitación, su cuarto para estudiar… nuestros padres nos repasaban los deberes y nos exigían que aprobáramos todo, más o menos, en Junio…Vacaciones en apartamentos en la costa del sol… Viajes culturales… Catequesis… Ingles como materia extraescolar… “taicundo” cuando se puso de moda… enciclopedias Espasa o Salvat… videos beta… misas los domingos, comunión, confirmación y confesión… suscripción anual a la revista aguiluchos… montañeras de santa maría… jufra e infra… comidas en el Morys, en el Danubio rojo, en el Pinar, en lo de Ignacio y en los cuatro muleros… noches jugando en el paseo… casino primitivo en feria… estudios universitarios a quien quiso… colegios mayores o residencia femenina… piscina en el verano… calefacción en el invierno… No nos ha faltado de nada… pero algo ha fallado o no… No somos normal o sí… Mi familia se caracteriza por ser singular y única, como todas…Nuestra particularidad es que somos los Mozart del sexo (Lo siento Paquito Romero, te hemos arrebatado el título y creo que nos lo merecemos con creces, aunque según dice mi esposa eres todo un profesional)… Creo que vamos a entrar en algún récord, no sé si el Guinness… Mi hermana se quedó embarazada a los 14, su hija a los 18… con lo que es abuela a sus 34 años… y yo tío abuelo a los 38 (La verdad es que la palabra abuelo/a asusta… mi amigo Félix me ha prometido que me va a llevar a la mejor clínica de Botox para que esa palabra la digiera con más facilidad)… Si fuéramos una familia normal y no trifásica, debo reconocer que me encanta, mi hermana estaría siendo madre ahora en lugar de abuela… pero en mi familia, el tema de los embarazos adolescentes es de lo más normal… creo que en la otra vida tuvimos que ser los dirigentes de una clínica abortiva… o fuimos Vera Drake… o de las primeras mujeres que defendieron el derecho a “Nosotras parimos, nosotras decidimos…” Es quedarnos embarazados y nos convertirnos en el grupo místico musical “Trigo Limpio”… Somos completamente amorales y libres… hasta que nos quedamos preñados… practicamos el sexo a tutiplén y cuanto más jóvenes mejor… pero es crecer dentro de nosotros la semillita de la vida… y nos convertimos en los más ultraconservadores del mundo… ¡ya quisieran los antiabortistas yankis…! nosotros hipotecamos nuestra vida por un trozo de carne que crece gracias a nosotros… Y por eso, creo que estamos pagando un karma caro, muy caro, de algo, muy que muy incorrecto, que hicimos en la otra vida… ¡A lo mejor es que fuimos Victoria Vera en Cañas y Barro…! No lo sé… pero como esto siga a así… preveo que mi hermana será bisabuela a los 50, mi madre tatarabuela a los 80 y lo peor de todo es que a mi, me tendrán que ingresar en una clínica de bótox de por vida… ¡Es muy duro pensar que en 16 años podré a ser tío bisabuelo…! La verdad es que yo por mi parte no me puedo quejar… me harto de follar… y no me quedo preñado… es que lo de ser maricón tiene que tener una parte buena…

Este domingo celebramos el bautizo del nuevo y por ahora último retoño… es decir del hijo de mi sobrina de 19, nieto de mi hermana de 34, bisnieto de mi madre de 62 años… Fue un bautizo a toda regla y como manda la tradición católica… su poquito de iglesia… bautizado con agua del Jordan(ni más ni menos)… elegantes trajes… y celebración en el Morys (no podía ser en otro restaurante)… Pero os aseguro que no somos nada conservadores… ni mucho menos… tal vez algún descarriado siga votando a la derecha caduca… pero sólo por nostalgia… pero mi familia… aunque nuestras acciones sean antiabortistas… está comprometida con la evolución… no solo con la evolución de la especie, sino también con la evolución social, humana y familiar y abogamos por un aborto libre y democrático… ¿Qué somos contradictorios? Sí ¿y qué…? Somos reflejo de la sociedad, del lugar y del tiempo que vivimos… y por supuesto que no representamos a nadie, sólo a nosotros mismos…

Pero si algo me llamó la atención en la fiesta del domingo, es nuestra capacidad de adaptación, de olvido… somos capaces de sentarnos gentes muy dispares en una mesa… y celebrar que a pesar del tiempo… de los años, de los amores, de los odios, de las diferencias… todos nos mezclamos, nos contaminamos… Por un lado estaba toda mi familia… por otro lado estaba toda la familia del padre de mi nuevo sobrino… que ya forman parte de nuestro microcosmos y nosotros del suyo… bisabuelas de una parte y bisabuelos de otra que no se habían visto en la vida, que habían recorrido vidas y mundos paralelos se encontraban por primera vez y celebraban que sus genes se habían reunido y habían hecho posible que Fernando existiera. Pero ahí no acababa la cosa… estaba por otro lado la familia del Padre de Andrea… su mujer, Lola, su hija Daniela… y su futura hija… Su hija se llama igual que mi sobrina… la hija de mi hermana Marta y son compañeras de guardería. No se tocan nada pero se entienden de maravilla y se sienten próximas, casi primas sin serlo… Porque sin duda, en un lado está el corazón y en otro la familia… Y mi hermana María, la madre de Andrea, se sentó junto su marido, Pepe, que no es el padre de Andrea y si de Paula mi otra sobrina, que según dicen es la que más se parece a mí, y que fue el padrino de Fernando, el hijo de Andrea… María y Pepe, marido y mujer… se sentaron al lado de José (padre de Andrea) y de su esposa, Lola,… nosotros (mi hermana Marta, su marido Daniel y yo) frente a los hermanos de José y frente a sus sobrinos… y nos dimos cuenta que Andrea nos une, que Fernando nos une… y que la vida nos une… porque la comunicación es uno de los milagros de esta vida… lo que hace que la gente se entienda y se ame… aunque en algunas épocas de nuestras vidas, la distancia haya existido, es bueno sentarse y beber un buen vino o saborear un buen trozo de bacalao estilo Morys y brindar por todo aquello que compartimos… ya que en Fernando se aglutina un poco de cada uno de nosotros… él es gracias a nosotros y nosotros somos mejores personas gracias a él. Gracias, Fernando por existir y por hacernos evolucionar y hacernos absolutamente modernos y trifásicos.


NO DEJÉIS DE VER ESTOS DOS VIDEOS... SON REFLEJO DE UNA ÉPOCA



7 comentarios:

Unos zarcillos pa mi luna : dijo...

antonio, es maravilloso...lo habíamos hablado, pero ahora lo reflejas mejor...es cierto que cada microcosmos tiene su propia disfuncionalidad, aunque las nuestras se lleven la palma en más ocasiones de la cuenta...así nos vemos. ¿Cuantas veces hemos visto una interpretación o una escena y hemos dicho, está sobreactuada, no me la creo??...una polla!, la vida en sí supera todos los anacronismos, las mentiras y ficciones...además, llenándolas de verdad...Amigo, el mundo está loco!...bendita locura.

Te quiero y te beso.
R.

patry dijo...

Estoy con Ro, la vida supera la ficción con creces y es maravilloso lo que puede unir, un pequeño hilo que aparéntemente es transparente pero que se estira si tiras de él y así se va tejiendo ese microcosmso como tú dices, que es la familia.
Curioso además es que yo he tenido este fínde una celebración parecida...las familias que son orgías emocionales

Anónimo dijo...

Me meo Antonio, no he podido hablar contigo para que me contaras pero ya lo sé todo. Me parece surrealista e increible y me gusta mas todavía.
Si os hubiera dado por la música el grupo estaba hecho.
Esta semana prometo llevarte a un garito donde sirven el mejor mojito de Málaga, ¿como se llama? atención, EL TRIFÁSICO.
TE QUIERO GUAPO
PACO

Justo dijo...

Anda, que me has hecho mirar el significado de trifásico, que no lo sabía o no me acordaba..

(¡La portada de Sergio y Estíbaliz de Beans! Eso sí que fue un disco bizarro; he leído que la hija de ambos se ha presentado en Madrid, se hace llamar Mäbu y canta muy bien: http://micieloestalleno.blogspot.com/2009/05/mas-conciertos-decidi-no-ir-ver.html )

Lo de Trigo Limpio lo conocía,pero no lo relacionaba con ellos, por poco me da un síncope.

Me ha hecho mucha gracia la descripción de vuestra educación, me he reconocido, somos de la misma galaxia, incluso estuve suscrito años al Aguiluchos, jaja, luego me dio mucha pena cuando les tuvimos que decir que no lo mandaran más..

Un besote, wapo

Justo dijo...

Se me olvidaba decirte que Xose sigue la serie de Brothers and sisters.. yo sólo he visto escenas, pero tiene muy buena pinta.. y el reparto es genial. Yo tengo predilección por Balthazar Getty, desde Carretera perdida.

isfugg dijo...

si yo te contara....


saludos

Poemahouston dijo...

Bonita entrada Antonio. No hay familia exenta de peculiaridades, eso es cierto. En mi casa somos pocos, sólo tengo una hermana menor, pero mi tío y mi padre son mundos extraños de los que se podía hacer fácilmente un tomo de enciclopedia. Es fácil reír con ellos.
También tengo dos primas que viven en la calle por elección propia, enganchadas a la heroína y creo que son putas por épocas. Su madre (mi tía) las siguió intentando sacarlas de ahí, ahora ella vive en una plaza de Almería, en un banco.
Esa es sólo una parte... y todo eso nos marca, lo llevamos en el día a día, lo bueno y lo desdichado. Nuestras raíces dicen siempre algo de nosotros. Tu familia con esa mente abierta te ha dado a ti esa mentalidad, aunque a veces nos extrañe.

Mil besos, me gusta la entrada.