viernes, 21 de noviembre de 2008

SEDENTARIO O NÓMADA

Hay días que quiero ser sedentario. Los menos. Pero ocurre. Y son los días donde se produce el bajón. Ya que miras a tu alrededor y te das cuenta que no tienes na de na… Na de na material ni emocionalmente estable. No tengo dinero en el banco, no tengo hipoteca ni piso, ni un trabajo, ni una pareja, ni hijos, ni herederos… Todo lo que te hace ser una persona normal, con anclajes allí donde estés. En esos días mi amigo Jesús me dice que soy una novelera por que me pongo terriblemente trágico. Pero esos días pasan, como pasa una canción triste y melancólica. Y de nuevo me sumerjo en mi mismo y en mi ritmo de vida… en un no parar… un no parar desordenado que no sé donde me llevará. Sé que soy inestable, perezoso, que me cuido poco… que tal vez me dé demasiado (pero me gusta que lo voy a hacer… ) pero es que me gusta recibir en la misma proporción… soy versátil… redondo… Y siempre ando buscando… como si nunca consiguiera la felicidad buscada… como sin saber lo que quiero, siempre lo estuviera buscando… pero sé que tiene que ser otra cosa… y por eso no dejo de proponerme opciones que me lleven a una cierta estabilidad… siempre descontento con lo que tengo y siempre queriendo más… Será una huida continua de mi mismo o una búsqueda continua de mi mismo ¿Cuál es la diferencia? ¿Para que sirvo? ¿Para que no sirvo? El caso es que aquí estoy… que ayer estrené en el centro de Madrid… en uno de los teatros con más solera de Madrid… un espectáculo grandioso y tras recibir el aplauso del público, sé que ese tipo de teatro, de producciones, de forma de entender el trabajo tampoco es lo que busco. Antes quería llegar a cuantas más personas mejor… ahora no… ahora sólo quiero que una persona me entienda. Una persona anónima… que se acerque, por casualidad, a mi blog, o algún espectáculo mío y se emocione. No puedo seguir vendiéndome… no puedo seguir regalando mi talento… No puedo permitir que otros me limiten…

Soy un nómada. Tengo que seguir este viaje de búsqueda vital personal… y en esa exploración personal tengo como única compañera la palabra… la escritura para expresarme… para llegar a algunas almas anónimas… pero mi viaje es mi vida… Ya sé quedó atrás esa pregunta con la que nos angustiaban de niños y adolescentes y jóvenes… ¿Qué quieres ser de mayor? Yo ya soy adulto, ya soy mayor… y sé que quiero ser yo. He llegado a mí… No soy médico, ni abogado, ni tintorero, ni profesor, ni electricista… No tienes porque ser nada… puedo ser muchas cosas… o ninguna… Sé que necesito el dinero para vivir , y maldita sea, me gusta vivir bien… lo acepto y no me rebelo… aunque tal vez debería hacerlo y sería un poco más libre… Lo que si me doy cuenta es que tengo algunos lastres que me impiden seguir caminando, algunas veces eres tú mismo y con ese lastre tienes que convivir toda la vida… pero otras veces son personas que me frenan… que me limitan desde su bondad o que hacen que yo mismo me limite ya que nos encontramos en momentos vitales y de crecimiento distintos… hemos caminado juntos pero es el momento de decir adiós… un adiós cariñoso y lleno de recuerdos… un adiós que nos invite a reencontrarnos en otro momento de esta vida… Tal vez sea el momento de liberarme de esos lastres y poder seguir mi camino con menos peso… algo más libre… es el momento de soltar amarras… de seguir caminando sin rumbo fijo y valorando, desde mi mismo y haciendo que los demás valoren mi palabra, mi escritura y mi forma de mirar y de observar el mundo para convertirlo en arte… en acción… en teatro… en palabras…

11 comentarios:

raizes dijo...

te quiero

Paben dijo...

Ay Antonio... castillos de naipes... Me dejo en la acera con el neceser del fin de semana en la mano derecha y a Moyra en la izquierda. Aludio a su imperiosa necesidad de pensar en sí mismo y de quitarme de su vida por que ya en ella no tenia futuro, defendio la idea de un estado libre e independiente donde no hubiera reclamaciones por llamadas perdidas y no devueltas por visitas familiares pospuestas por negativas a consumir drogas y llevar una vida sexual descontrolada... puso sus cartas sobre la mesa y tiro las mias por estar pasadadas de moda. En dos dias se intercambiaron cuadros, cafeteras, relojes, musica y video, ropa y se firmo la gran mayoria de los papeles.. de esto hace hoy 97 dias... dias en los que no he parado de pensar en el, en los hijos que no tendremos, en las navidades que no pasaremos, en las noches que me quedare sin cenar, en este frio sol de invierno que lo invade todo. Ay Antonio de tener vida me he quedado a tener sobre mi mesa los planos de un solar desierto... Todo acaba todo empieza, estos son ciclos como bien dices... Me he propuesto como dice tontxu... "Dejarte y marcharme" Si no me quiere no me queda otra salida mas que la de dejar de quererle, y como hacerlo? Ahi es donde estoy metido ahora... Te aseguro Antonio que estos dias son como estar metido en un amplificador emocional donde la ira la rabia la frustracion el dolor la pena el desconcierto la duda la negacion se mezclaba y me emborrachaba... No se nada de él, como siempre es el autor, el arquitecto de este proyecto suyo de ruptura.. el canaliza la informacion que me ha de llegar, el mueve los numeros y las firmas.. Cuando el amor se va tan solo quedan las facturas, por que coño no tendremos la misma capacidad afectiva que tienen las piedras? No compensa... A veces estoy por pensar que como diria March, el amor es como un chiste mal contado... Asi que por aqui estoy Antonio tratando de darle sentido a mi vida o logrando que lo pierda por completo... Me gusta que te pases por casa de tarde en tarde...sietno no haber hecho lo mismo soy como las ratas que ante un golpe tardan en reaccionar y lo primero que hacen es quedarse quietas tratando de imaginar que lo que esta pasando no va con ellas... No te mando besos que por esta casa estan escasos y lo cierto es que ahora mismo necesito de ellos un monton. Ay Antonio que he estado media vida con un terrorista emocional y me he dado cuenta cuando me revento la casa conmigo dentro. Besos

Poemahouston dijo...

Sedentario o nómada... mi eterna duda. También es un conflicto mío, lo reconozco... pero sé cuál acabará pesando. Los lastres hay que dejarlos atrás pero nunca seguir de buscar, de buscarte. El día que dejes de hacerlo estarás muerto por dentro. Y lo malo guárdalo en un cajón muy escondido y sólo quédate con lo que te haga crecer... Yo estoy intentando hacerlo... Hoy diré un gran NO, el primero de muchos.

Un beso fuerte,

ana.

patry dijo...

Seguir luchando contigo mismo, buscándote, perdiéndote, arriba, abajo, como una noria que bucea en tus entrañas y va sacando lo mejor de tí al exterior.
Estás vivo, más que la mayoría de la humanidad.
Te cuestionas a tí mismo, cuestionas tu trabajo, exiges cambios, no eres conformista.
No tienes casa ni hipoteca, no tienes vagón de tren asegurado pero te tienes a tí; confundido, ansioso, melancólico, pero a tí con todas sus consecuencias...tal como va el mundo, tal como va el ritmo de vida que nos han impuesto puedes sentirte un privilegiado, pues cuentas contigo mismo y tu permiso para hacer y deshacer...más de la mitad de la humanidad no se para a pensar en sí mismo ni a cuestionarse lo que quiere lo que no, lo que busca o lo que buscó, sólo viven marcados por un horario fijo de costumbres e inercia.
Eres un valiente a pesar de tus miedos, eres grande tío no lo olvides nunca.

Anónimo dijo...

Que mas da? Es importante que día a día lo que conozcas y aprendas lo tengas presente todo el tiempo en el que vivas. Cada uno tenemos nuestras maneras, formas, estilo... llámalo como quieras, de vivir o mejor dicho de sobrevivir. Las inquietudes por conocer enriquecen al ser humano.
"Los que te siguen", de buena fe, esos, están (aunque tú no lo sepas). Un beso, muak! adioool

la maestra dijo...

Hoy no puedo escribir, me pesa el alma, sólo estoy de paso en tu blog. Yo si tengo hipoteca, casa, hijos,... pero me siento nómada, en continua búsqueda, no sé de que, pero cada vez me importa menos saber... me siento viva buscando

JORGE dijo...

Hoy por hoy, creo que debemos ser nómadas, incluso con nuestro propio caparazón a cuestas, incluso con las raíces que nos crecen sin querer o el ancla que encalla donde más arena existe y no en la roca. No debemos cejar en el empeño, no debemos desistir. Yo soy un nómada, como ya apunté alguna vez, en búsqueda contínua de la luz, la primavera, del viento, del sol, de las palabras...

Lo contrario es enquistarse, enmudecer, enmohecerse, oxidarse.
Siempre hay un sólo motivo, aunque sea un único motivo, para seguir mirando hacia la cima; la extraordinaria sensación de emocionar, como bien dices, aunque sea a uno sólo de los lectores de tu blog. Apúntame, por ello, todas las papeletas del sorteo.

Unos zarcillos pa mi luna : dijo...

...pero si es que soltar lastre no sólo es liberador, es necesario.
Deberíamos hacerlo cíclicamente, todo el mundo...esto no quita que luego nos volvieramos a encontrar....pero siempre que lo hagamos, estaremos renovados...reinventados.

un besico, hijo....de los que ayuden a cambiar rumbo.

Te quiero, guapo mío.
R.

Anónimo dijo...

Yo soy esa persona anónima, que te entiende, me acerco por casualidad a tu blog y me emociono. Gracias

Justo dijo...

Apolìneo o dionisiaco.

(Dime lo que has estrenado, que me encantarìa verlo. Un beso fuerte).

Amaranta dijo...

Esta pregunta tuya cae como anillo a mi dedo, estaba buscando el significado de nómada (Una persona o un pueblo es nómada cuando no tiene un territorio fijo como residencia permanente, sino que se desplaza con frecuencia de un lugar a otro. Dicho hábito es un estilo de vida, una forma de subsistencia y posee una organización social, política, religiosa, administrativa y económica adaptada a ello), puesto que llevo algunos años sin residencia fija, en las búsquedas de ese no sé que...
Primero el estudio, luego el amor,luego el desamor, luego el trabajo, y así voy cambiando de ciudad entre los seis meses o al año, con la mochila al hombro.

En la definición de nómada, dice que, forma de subsistencia, estoy empezando a asumirlo, pero no logro entender, porque otras personas pueden subsistir sin viajar tanto como yo, y es cuando recurro a la otra definición: un estilo de vida… porqué este estilo de vida? Que estoy buscando? Lo encontraré? Cuando lo encuentre, dejaré de viajar o ya estaré tan habituada al cambio que…