miércoles, 15 de octubre de 2008

AGONÍA

Me siento bloqueado, espeso, perdido, descentrado… busco mil cosas sobre las que escribir y no termino ninguna. Me da miedo el folio en blanco. Siento sudores cuando me pongo delante de él. No sé cual es la palabra con la que debo empezar. La que escribo no me gusta y la borro. Y así una vez, y otra y otra… me levanto, me vuelvo a sentar… me tomo una taza de kellogs creyendo encontrar la inspiración… y sólo me inspirar para ir al water y evacuar lo que tengo dentro de mis tripas… intento volver… dos palabras, una coma, un punto y seguido… y Rosana me cuenta su día y yo el mío… e intento exponer algunas de las cosas habladas en los folios que quiero convertir en trozos de vida pero no me sale… me vuelvo interrumpir yo mismo… necesito un café… salgo a la calle, con la excusa de despejarme… el mismo café de cada mañana… y mientras me lo tomo busco inspiración en el País… vuelvo lleno de noticias… que intento conjugar dándoles sentido en mi folio blanco del ordenador… Y me interrumpen mil y unas llamadas y yo me interrumpo haciendo mil y unas llamadas… la maestra con su vida, Ely con su ir y venir, Jesús con lo suyo… entran a ser protagonistas de mi mañana por unos minutos… intento que algo de lo que me diga me inspire pero nada… más vacio… y me pierdo en otros blogs… y me gusta todo lo que leo… me siento torpe ante ellos y hundido vuelvo al maldito folio de Word blanco… por fin me salen dos palabras, una línea… que me frena una nueva llamada de una compañía de teatro buscando una escenario donde actuar, y yo le doy largas… y me siento un cabrón… me siento que alguna vez, cuando yo busque ese escenario… alguien hará lo que yo acabo de hacer… pero no puedo hacer otra cosa… más folio en blanco… más torpes palabras que borro y borro… una se queda, sólo una y me siento orgulloso y para celebrarlo huyo hasta el facebook… y me pierdo en él… Mamen me sorprende con sus fotos y sus comentarios… intento responder a algunos amigos… y al final tampoco sé que decir en otros muros que me invitan a escribir… por lo que me siento en la obligación de volver a mi pagina de Word… que sigue casi igual de vacía… y de repente un mensaje de él… que me hace sonreír… que me llena de energía… y maldigo que estemos tan lejos… pero le respondo… aunque hoy no encuentro inspiración ni para los mensajes… aún menos para mi historia… y me entretengo jugando con extraños juguetes que José me ha regalado... y las posturas me inspiran otras cosas... y quiero estar con él donde esté... y más posturas y más ideas calientes... y pasa la mañana y llega la tarde y me siento agotado… bloqueado, espeso, perdido, descentrado… sólo he escrito dos palabras buenas… ¿dónde están las demás? Mañana será otro día… espero que aparezcan algunas más… sino tendré que aceptar que debo desaparecer… cortar móviles… desconectarme de Internet… cerrar las puertas a la vida y escribir… es lo único que puede salvarme de esta agonía… href="http://1.bp.blogspot.com/_VQmZ8WV6Btg/SPWTOnS3m2I/AAAAAAAAALw/MHA9d1Mwu_U/s1600-h/Imagen173.jpg">

7 comentarios:

Amador Aranda dijo...

Nene, te entiendo, yo, como imagino que todo el mundo, tengo rachas...claro, que como a mi no me pagan por escribir, es más fácil.
Creo que volver a los inicios ayuda, volver a coger un folio y un boligrafo y dejar el ordenador, y escribir en cualquier parte, salir, y jugar también con la escritura, que no sea el acto de escribir, sino la forma en que se realiza. Paciencia, que, la inspiración siempre llega, y a ti más.
Un besote.

nemam dijo...

a mi tb me pasa a veces... asi que cambio el formato en el que expresarme.. asi paso del lienzo a la fotografía, al dibujo, a leer, a hacer un video.. o simplemente a no hacer nada.

un beso grande, tanto como tú

Poemahouston dijo...

Antonio... ¡qué te voy decir yo! estoy pasando exactamente por esos bloqueos. Lo mío no es ante un folio en blanco, es ante la vida en general... y jode... jode mucho. Casi tanto como esos dos muñecos de tu fotografía... ¡Qué monos!
Vete de marcha, ponte ciego de todo, baila, ríe... hasta que no puedas más. Al día siguiente duerme la mona y empezarás a ver todo de otro color...

A mí me funcionó. Muchos besos pasados por agua, mucha agua.

Ana.

Jesús dijo...

¿Sudores fríos? ¿mente en blanco? ¿bloqueo? ¿evacuar los kellogs?... Anda ya! No seas tan novelero. A ti lo que te pasa es que aún no se te ha pasado la resaca del fin de semana... A mí tampoco, lo reconozco, pero aquí estoy, al pie del cañón, traduciendo diez páginas más del coñazo de libro que tengo ahora entre manos. Así que, ¡hala! Menos quejarse y a currar, pedazo de vaga

patry dijo...

Pobre...me recuerdas a mí cuando estudio que todo es una amenaza tentadora que me llama para hacer algo mejor, pero la inspiración dijo (creo q Picasso) si viene que te pille trabajando, y si no pues sal a por ella, en vez de un café te levastas y te vas a pasear, a observar, ponte música, mastúrbate, haz cosas que te provoquen otro estado y que ése estado llame al folio en blanco...
Un besazo corazón

Justo dijo...

Imagina que estás escribiendo para el blog, y seguro que te sale.. y sí, quizá sea bueno que te desconectes de la red unos días, porque si no..

Estoy seguro de que saldrás adelante en el empeño, y bien.

Vipère de Gabon dijo...

Pasa en las mejores familias, pero hay que seguir, insistiendo.
Escucha la canción de Vainica Doble, "Página en blanco". Por lo menos te hará sonreír.