lunes, 7 de julio de 2008

LUNES DE RESACA

LUNES DE RESACA

Tengo en el estómago un extraño malestar, es un escarabajeo. A ello se le une una cierta melancolía. Hoy es lunes, hace sol y buen tiempo (como decía Kortatu en uno de sus temas), hay actividad, hay vida… Espero una llamada de teléfono para ponerme a funcionar y mientras intento hacer un repaso a estos días de fiesta. El centro de Madrid ha sido toda una celebración… las calles llenas de gente, barras en las aceras, escenarios en las plazas de donde explotaba la música … y la gente bailando, y la gente bebiendo… y disfrutando… y conociéndose… y follándose… y algunos amándose…



Pero hoy es lunes… y frente un café intento psicoanalizarme… enfrentarme a mis fantasmas más cotidianos… Ayer por la tarde, necesitaba evadirme de la vida… y para eso un cine… una película que no me hiciera pensar mucho, que me divirtiera y me transportara bien lejos… Sexo en New York.



Lo reconozco soy fan de la serie… he visto todos sus capítulos, y algunos de ellos me parecen auténticas joyas de la televisión… y esperaba que lo mismo pasara con la película… tenía que ser el punto y final necesario a las aventuras de Carrie y sus amigas… La película me ayudó a evadirme… pero me llenó de nostalgia… me gustó y me defraudó… Me hubiera apetecido, no tener ni siquiera que analizarla… no sentirme identificado, estúpidamente, con ciertas cosas que ocurren en ella… Nunca he sabido con cual de esas 4 mujeres identificarme… supongo que tengo algo de cada una de ellas… pero sin duda con Carrie y Samantha son con las que más puntos en común tengo. Con Samantha me une cierta frivolidad vital, el disfrute del sexo y el ponerme el mundo como montera cada vez que lo necesito… Y con Carrie me une el gusto por las compras, colecciono zapatillas de deporte como ella Manolos… disfruto filosofando sobre mi propia vida… adoro a mis amigos (no puedo vivir sin ellos), me gusta pasear por la ciudad… y tal vez lo más doloroso, que tal vez fue lo que descubrí en la película… yo también vine a Madrid en busca del amor… Joder… que trasnochado y cursi suena… pero desgraciadamente es así.

La otra noche, en mitad de una fiesta, mantenía una sesuda conversación con un chaval que había conocido, casualmente, la noche anterior… la vida, mejor dicho un amigo, nos volvió a reencontrar…



Mi amigo vino a mi búsqueda y me dijo tengo una sorpresa, mira a quien he encontrado para ti… Yo me alegré de verlo… Y empezamos a hablar con fluidez… nos contamos nuestros pasados… de repente él me reconoció que era tremendamente romántico… y añadí: “yo soy romántico y ninfómano a la vez”… Los dos nos reímos… ya que sabíamos perfectamente de que famoso cortometraje era esa línea de diálogo… Eso era lo único que nos unía… no había nada más… ese chico no era el amor de mi vida… y me di cuenta que tenía que seguir esa búsqueda…

Y eso es lo que me molesta del final de Sexo en New York… que todo se para… que la vida de Carrie es unidireccional… que para ser feliz sólo tiene una posibilidad… encontrar al hombre de su vida… que por supuesto es sólo uno, por mucho que los guionistas no lo muestren en los primeros minutos de película como un inmaduro… incapaz de hablar y expresar lo que le ocurre… que Mr. Big sea incapaz de pararla… de hacerla reaccionar… y cuando hace lo que hace… lo haga mal y todo se convierte en una afrenta…. Siempre adoré a Mr. Big… porque aunque él y Carrie estaban enamorados, siempre se reservaban una parcela de sus vidas para ellos mismos… se amaban en libertad… Mr Big era egoísta… con miedos… humano… y eso lo hacía perfecto…

Me niego a creer que Carrie crea en el príncipe azul… que crea en el amor de su vida… tenemos derecho a tener muchos amores… diferentes, ricos, de una noche, de meses o de años… tenemos derecho a reaccionar… a cambiar… a crecer… A pasar por etapas en las que deseas afectos y no los tienes… a pasar por otras en las que tienes afectos y no los deseas… a confundirte… a mejorar, a empeorar… pero no a resignarse… no a conformarse… y cuando termine de ver Sexo en New York… tuve esa sensación… que Carrie se conformaba… Me dejó triste… y eso que quería ver una película que me hiciera desconectar… No… joder… no lo hizo… me dejo tocado… sé que estoy necesitado de afectos… pero sé que ya no me resigno… que estoy en la búsqueda… pero que difícil lo es todo… buscar y no encontrar… no resignarse… y descubrirte como un puto romántico… escondido en un cerdo ninfómano y hacerlo a tus 37, después de mantener una extraña conversación con un desconocido y gracias a Sexo en New York.

8 comentarios:

patry dijo...

lo importante es asumir lo que uno es a tiempo, y el dicho famoso es que más vale tarde que nunca.
eres un romántico, lo siento, yo tambiém, nos gusta follar, claro es una necesidad qué coño!!!! y estamos calientes como perras a cualquier hora del día, (exceptuando en las mañanas por mi parte).
ayer después de tres minutos de amor pasé cuatro horas follando con mi novia, muy compensado el tiempo pa q engañarnos, mi ninfómana interior (guardo miles de yo interiores)brotaba,irradiaba,explotaba por la habitación
luego llegan las miradas, los abrazos, el deseo de rozar mis labios sobre su frente y dormir abrazada a ella...
yo quería ser de mayor una puta promiscua, ahora soy consciente de que nunca podré serlo, porq soy una puta muy puta pero romántica, en la que sobreviben Cernuda y el sexo desenfrenado de Lucía la Piedra, hay que aceptarse y encontrar aquella orma para nuestro zapato, nada de conformarse con el primer ratón que caiga en la trampa.
pd: yo tb colecciono zapatillas de deporte, tengos unas nike que yo misma diseñé.
un besote

Justo dijo...

¡Ay, me hace ilusión ser el primer comentarista!

A ti lo que te pasa es que tienes resaca anímica después de semejante ciclón de cinco días y noches -¿cómo te crees que estamos las demás?-. Yo me tomo las fiestas como si fuera rociero saltando la reja o pamplonica corriendo en los encierros: es una liturgia, y hay que hacerlo estés como estés, lo que pasa es que entre tanto ligoteo y public relations acabamos hechas unos zorros.
Ahora una cura de cielo y mar y sol, que han empezado las vacaciones -espero que te inspiraras en Benalmádena-.

Por otra parte, suscribo lo que dices sobre los príncipes azules y las infinitas posibilidades, qué manía con encajonarnos.
Nunca he visto SNY, una amiga me dejó la primera temporada, convencida de que me va a encantar, pero ahí la tengo en la estantería, me da pereza...

Un abrazo

Amador Aranda dijo...

en fin, qué daño más malo ha hecho el cine, y las series, también. Qué va haber un amor. algunos tendrán uno en su vida, y otros cien. To llega, creo, o no..jeje. Besos.

Poemahouston dijo...

Aún no he visto la peli, y tengo miedo de que me decepcione... Me gusta mucho la serie y no sé si "matarla" o guardar el recuerdo.

Yo no sé si el amor de tu vida existe... a veces creo que todo es un mito. Sí puedo decir que existen personas con las que merece la pena compartir la vida y las noches más locas, mezclando el desenfreno más salvaje y lascivo con las miradas cómplices y las sonrisas de ternura.

Un abrazo caluroso.

PD: Carrie sí que es un mito, es imposible pasar los días con esos tacones de infarto y no quejarte ni una vez... Te lo digo yo, que me duele todo por culpa de unos tacones monísimos, tan bonitos como dolorosos...

mykelangelo dijo...

sí, es verdad, la peli es algo 'peligrosa', no es nada superficial en algunos momentos...

estoy totalmente de acuerdo en que en estos temas, los amorosos, no hay que conformarse. tanto si eres de la vena 'romántica' como si eres totalmente lo opuesto. por eso estoy de acuerdo con lo que dices, patry, hay que descubrirse a uno mismo, y hay que ser honesto tb con uno mismo. el autoengaño y el confromismo es una bomba de relojería que un día explotará y te hará preguntarte si ha merecido la pena vivir la vida tal y como lo hacías.

la ficción romántica puede hacer mucho daño si no se asimila con la necesaria distancia. tanto o más que las pelis porno con respecto al sexo.

en fin, que complejos que somos!

por cierto, carrie = gata flora. XD.

Unos zarcillos pa mi luna : dijo...

...qué te voy a decir, amigo...que tus adeptos incondicionales son listos como el hambre, además de conocerte bien….que por un lao están los bajones postfestivos y en otra talega esa honestidad con uno mismo que a veces se nos llena de mugre…que hay mucho malo (mitos) suelto…que no es fácil, y más difícil aun tenerlo to, cuanto menos a la vez…que yo si que te he visto intentarlo (enamorarte) -y a bien que no le echamos huevos ¿eh?- aunque lo más de lo más superhipermegadífícil, no es si no encontrarle el pulso a tiempo. Neneee, cuando nuestra velocidad de crucero supera la de la luz, ¿como no vamos a refractarnos al pasar de un medio a otro con diferente velocidad?....

Un promiscuo beso equidistante

Pd. ¿y qué decir de esas etapas de promiscuidad emocional?

Manu Miranda dijo...

No la he visto y no sé si hacerlo, al final lo haré y espero que no me defraude como no lo hizo la serie...

Disfruta del verano

un regalo, nuevo clip de LCA:

http://youtube.com/watch?v=juNgXZINWJg Esta noche guille canta para mí...

Mazinger y yo dijo...

A mi el lunes de resaca me está durando dos semanas... Y ya no digo más.