lunes, 14 de mayo de 2007

ASTENIA PRIMAVERAL

No me he aburrido del blog, pero esta pasada semana entre la mudanza, el trabajo y demás obligaciones me ha sido imposible escribir. No dejo el blog pero en casa aún no tengo internet, telefónica me lo pondrá en breve... y seguiré dando guerra, mientras os dejo con el ultimo articulo que he escrito para la revista "Mirada Joven" que edita el Centro de Información Juvenil de Martos. Y ya os ire contado detenidamente todo lo que me ha pasado con mi mudanza... toda una extraña experiencia.



ASTENIA PRIMAVERAL


Hay veces que la tristeza te aborda cuando menos te lo esperas. Un día todo es luminoso y sin saber porqué una mañana se vuelve oscuro de golpe. Suele pasar durante la primavera y los psicólogos, médicos y demás entendidos le llaman astenia primaveral. Empiezas a buscar razones de esas extraña tristeza: ¿será que me he quedado sin gas en mitad de la ducha?, te preguntas. ¿Será que mis amigos no cuentan conmigo para tomar una caña? ¿Será que se me ha colgado el ordenador? ¿o será que mi servidor de Internet no deja de darme problemas? El caso es que sin saber porqué un inmenso desconsuelo lo llena todo y te pones crítico contigo mismo, con los demás: familia, amigos, compañeros de trabajo o de clase… y tu carácter cambia hacia un humor algo insoportable y agrio. Y me pregunto, ¿por qué nos pasa todo esto? Porque esperamos mucho de la primavera, ya que es la estación del año donde todo renace. Y tras al frío y muerto invierno, deseas que el 21 de marzo traiga o venga cargado de regalos vitales, como si fuera un rey mago de oriente, pero van pasando los días y vas descubriendo que no pasa nada. Que sí, que el invierno ha pasado pero nada nuevo renace bajos tus pies. Y empiezas a hacer todo tipo de cosas para que algo nuevo germine o cambie o crezca en ti: vas a la peluquería, te pasas horas en la esteticién, te das unos poquitos de rayos uva, aún sabiendo que son cancerigenos, intentas correr, ponerte a plan, renuevas todo tu vestuario y sacas del armario tus bermudas y camisetas de verano favoritas… pero no ocurre nada de nada… todo sigue igual. Y un día decides lanzarte a la calle con tu atuendo más primaveral, esperando un milagro, y ese día cae la tormenta del año y todo se vuelve gris y te vuelves a tu casa con tu mejor modelo pero pasado por agua. Y a la mañana siguiente te quedas sin gas en mitad de la ducha y al mediodía tus amigos pasan de ti y no te avisan para tomarte una triste caña y como estás solo en casa enciendes tu ordenador y éste se queda colgado cada cinco minutos, ya se sabe, Windows (a mí no me pasa esto último porque tengo mac, pero el ipod se me rompe el día menos adecuado) y para más INRI tu servidor de Internet no va y ni siquiera puedes hablar con tus ciber amigos, ni practicar sexo solitario viendo sucias paginas porno. Entonces todo se nubla, te sientes feo, gordo, solo, desgraciado y humillado… y buscas en la tele que ver y no hay nada, buscas entre tus pelis que poner y ninguna te interesa, al final optas por ponerte “Holiday” que se la compraste el fin de semana pasado a un vendedor pirata. Y te sientas en el sofá, rodeado de magdalenas de chocolate, helado de chocolate, donut de chocolate, huesitos y tabletas de chocolate y servilletas y kleenex para limpiarte el chocolate y las lágrimas. Y te pones a ver la película y en mitad de la misma, cuando estás más enganchado, se produce una extraña interferencia y una tonta película de amor se convierte en una extraña película de alto contenido sexual, y maldices al que te la vendió, pero de repente te quedas asombrado con lo que estás viendo y con la extraña práctica sexual que los protas de la película están practicando, tú jamás pensaste que algo así fuera posible, primero te persignas, luego miras con más atención, te acercas a la pantalla, resoplas, vuelves a resoplar, comienzas a sudar y sientes que por fin algo se mueve dentro de ti, como si se empezara a despertar y te sientes excitado, pero te extrañas y te preguntas ¿pero si a mi nunca me ha atraído esto? Y no sabes que hacer… pero sin duda sientes que algo nuevo germina y renace en ti… Y bueno, ya que estoy algo más alegre, voy a aprovechar la coyuntura, me refiero a las servilletas que habías preparado para limpiarte el chocolate, y decides darte una alegría, aunque solitaria, a tu cuerpo… ¡Qué placer! y después de limpiarte, te sientes algo mejor. Miras a la calle y ves que las nubes se están marchando y decides llamar a tus amigos y te dicen que están en el Roma y te piden mil disculpas… pero tu cabeza está ya en otra sitio… le dice que no te encuentras demasiado bien, la alergia de primavera… y buscas entre los Chat, tu servidor de internet ya vuelve a funcionar a la perfección y tu ordenador no se cuelga, y encuentras uno dedicado a la practica que has visto en la película y te pones un nick cualquiera: “amantebandido” y empiezas a hablar con otras personas que ha sentido esa misma excitación y te das cuenta de que por fin algo nuevo está renaciendo… y dices: ¡bienvenida sea la primavera… y bienvenida sea esa nueva flor que está creciendo dentro de mí… y que dios me pille confesado!


Aquí tenéis ejemplos de prácticas... por si alguno se siente atraido como el chico de mi artículo









7 comentarios:

Amador Aranda dijo...

El artículo ya lo había leído y me había gustado mucho. Pero el video de padre de familia, es una maravilla...que buenos son lo de esta serie y qué apologia de lo politacamente incorrecto más estupenda hacen. No me cansaré de decir que los guionistas de esta serie son unas máquinas de buenos..

JAEMI dijo...

Enhorabuena por el articulo, esta muy bien. Estoy pendiente de pillar la revista, bueno mas bien que me la pillen, porque no tengo tiempo ni pa eso...
El video de Padre de FAmilia es muy bueno...jajaj como todos los suyos.

Maya dijo...

Soy sencillaaaaaaaaaaaaaaaa, lalalalalalalalalala

unviajealaluna dijo...

Que revista es esa? nunca la he visto...

mamen dijo...

y eso de los tios pegándose? ay mama mia cómo viene la primaveraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Maya dijo...

te he mandao un email pa explicarte las ausencias, luego hablamos canalla

Laura dijo...

Muy buen artículo. Has definido muy bien lo que es la astemia primaveral, jejejeje. Qué sabio es google.