lunes, 22 de diciembre de 2008

ESTE MUNDO ESTÁ LOCO


Este mundo está loco. Es domingo 21 de diciembre de 2008. Estoy en un starbucks en Madrid, delante de un ventanal desde donde admiro la Plaza de España y la Calle Princesa. Me he levantado temprano, he caminado por todo el centro. Nos mezclábamos los madrugadores con los que volvían aún con su pelotazo. Ayer yo era uno de ellos. El sábado de madrugada, ya amanecía, volvía para casa, después de pasar una noche de farra. Empezamos Luís y yo cenando en un burguer king… Todos los restaurante estaban llenos de comidas post navidad… Luís decía que incluso el burger king estaría lleno de pobres celebrando la navidad… era imposible andar por la ciudad… las calles estaban abarrotadas de gente estúpida… de familias imbéciles… de pandilla de subnormales que no sé porque extraña razón iban disfrazados con estúpidos pelucones, pelucas de llamativos colores, gorros rojos y blancos, cuernos de reno… eran una manada de ridículos… celebrando ¿qué? Ahh… La puta Navidad… todos venían de participar en alguna comida de empresa… comida de amigos… comida de familia… comida de mentiras… comidas carísisisisimas… cuando todos andan asustados con la supuesta y verdadera crisis… comidas pagadas a veces por las empresas privadas u otras pagadas por el propio estado o ayuntamiento… pagadas por nosotros mismos… parece que llega la navidad y todo se olvida… parece que todo se permite… en esas comidas se busca el conocimiento interno de los trabajadores de la propias empresas… es una comida donde la empresa pone todo de su parte: buena comida, alcohol, las drogas van por parte de los trabajadores… para que los asalariados terminen follando los unos con los otros… sólo una vez he participado en tan ridículo espectáculo y comprobé como se iban desatando el peloteo de los inferiores por los superiores, como los que se odiaban durante el año brindaban con felicidad, como hombres casados y estables miraban de reojo a mujeres casadas… y terminaban compartiendo barra, copa, coca y cama… y ese día decidí objetar… soy objetor oficial de las comidas de empresa… de las comidas de navidad… incluso si pudiera objetaba de la navidad… pero no puedo… tengo una madre… unas hermanas… y amigos maravillosos que le gustan abrazarme y decidme feliz navidad… yo me callo y los abrazo… y los huelo… y para mis adentros pienso… ojalas no os vayáis nunca… pero mientras pensaba todo esto compartía con Luís hamburguesas, patatas, aros de cebolla, cola y brownie… nos pusimos como cerdos… y de ahí a la fiesta de casa John… dónde estaba José Lisboa y José León… allí bebimos… tomamos y nos pusimos preciosos… bailamos como locos desde la Britney Spears a los Pet Shop Boys… y cuando la fiesta decayó unos cuantos nos fuimos en busca un lugar donde terminar la noche y poder bajar bailando todo lo que nos estaba subiendo… Las colas en Madrid para entrar a los club de moda son mortales (desde que murió el chico en el Balcón de Rosales, se cumplen las normas a rajatabla y los locales son jodídamente escrupulosos con el aforo). El ocho y medió imposible, la OHM más imposible todavía… en ese momento echamos en falta no haber invitado a la fiesta a algún amigo famoso que siempre te abre las puertas… y no nos quedo más remedio que ir al strong… El strong es el local de ambiente gay más conocido en Madrid y fuera de Madrid… ya que tiene uno los cuartos oscuros más grande de Europa… allí todos los que vamos, vamos en busca de carne… y de romanticismo… así que imaginé como iba a terminar la noche… pero mi cuerpo no estaba para mucho desenfreno sexual… así que me quedé charlando con un amigo… en la barra… mientras mis otros amigos se sumergian en el cuarto oscuro en busca de más amor… y mi amigo y yo nos quedamos hablando de más amor… entre musculosos sudorosos sin camiseta y olor a poppers… me contaba su historia y yo le hablaba de las mías… en un momento dado él recibió un mensaje de su historia invitándole a dormir con él… y se marchó dejándome sólo en la barra… ¿Qué hacer? ¿Marcharme? ¿o sumergirme en el cuarto oscuro, donde los móviles iluminan, como un concierto de U2, las caras de los futuros enamorados? Camino del cuarto resplandeciente me cruce con un rostro de niño con barba que me sonrió. Dudé pero me volví a sonreírle. Él me volvió a sonreír y yo me cerque y empezamos a hablar. Entrecruzamos nombres… nacionalidades… David era Italiano de Milán… pero residía en Madrid… y sin mucho más comenzamos a besarnos… ¡Joder… que bien besaba… como sabía utilizar la lengua… como besaba el cuello… que dulce sabía…! Continuamos besándonos durante más de una hora… hablábamos poco… además… quién quiere hablar cuando tienes delante a un tipo que besa de verdad… que mueve su lengua dentro de tu boca… y te lame detrás de las orejas y te toca con tacto delicado debajo de la camisa… y te recorre la espalda con sus dedos… era excitante… y yo sólo pensaba en poder dormir con él… Le pregunto que qué hacemos… Él mira su reloj y me dice que a las 8 entra a trabajar… vaya y son las seis y las luces del local empiezan a encenderse… del cuarto del amor oscuro comienza a salir todo tipo de fauna… toda sudada… todos de uno en uno… el amor parece haber triunfado poco y el sexo mucho… David me confiesa que había ido al Strong en busca de sexo puro y duro… orgías… o algo así… yo le digo que no pierda más tiempo conmigo y se meta a ver lo que queda… me dice que debe irse… yo le digo que yo también… salimos juntos… recogemos nuestras cazadoras… y en la puerta toca despedida… y nos enzarzamos en un nuevo beso largo y sabroso… yo no me quiero marchar… quiero seguir besándolo… le digo que lo acompañó hasta Callao… nos besamos en cada esquina y al llegar a Callao… nos besamos con pasión en la puerta de Rodilla… algunos heteros borrachos se extrañan… ¡El mundo está loco!... y seguimos lamiéndonos los cuellos… es difícil separarse del niñato de 27 años que besa como un legionario romano y decido acompañarlo hasta Gran Vía… y en la esquina de Gran Vía con Callao continúo besándolo… y el semáforo se pone verde un par de veces… y decido cruzarlo a la otra orilla y nos besamos en la puerta de Caja Madrid donde unos chinos intentan vendernos cerveza y bocadillos… y el italiano me sorprende contestándoles en chino y teniendo una conversación con ellos que yo jamás entenderé… y le propongo acompañarlo hasta su casa… le queda un poco más de uno hora para llegar a su trabajo… me dice que sólo hasta la puerta de su casa… tiene que ducharse… y no puede llegar tarde… si subo es capaz de no ir a trabajar… le pido su teléfono… me lo da… mientras cruzamos la plaza de los antiguos cines Luna… y subimos corredera de San Pablo… me pregunta que si lo llamaré al día siguiente… yo le digo que sí… y llegamos hasta el portal de su casa… Ahora toca despedida… pero hay mucha gente borracha saliendo de un bar que hay al lado… me invita a entrar a su portal… allí nos besamos como animales… nos bajamos los pantalones… y él comienza a comérmela… parece como si quisiera que me corriera… yo me excitó por la situación… estoy a punto de correrme… le digo que quite la boca… y me dice que no, le gusta tragárselo… ¿qué?, digo… Él me pide que me corra en su boca… Yo paro… le digo que de que va… Él me contesta que es su problema… yo le digo que desde luego… en esos momentos mi excitación se ha perdido… me subo los pantalones… y decido marcharme… Me despido con un pico frío y distante… Salgo del portal… No entiendo nada… no comprendo nada… Me marcho hacia casa solo… de nuevo cruzo la Gran Vía… Sol, la plaza Mayor, el kiosco de la Latina… el País… mi cama… solo… Y pienso…¡Viva la Navidad! Este mundo está loco…

Quiero dedicarle este artículo a la concejala de cultura… porque trabajar con ella ha sido la experiencia más maravillosa que he tenido nunca… Con mujeres como ella entiendes que la cultura tiene sentido… que trabaja por y para ella, sin ningún otro interés personal… que no le importa los números sino la formación de las personas… hacerlas más cultas, más libres, menos locas… Sin duda una persona de una sensibilidad exquisita… que hará que la cultura en Martos, en todas sus manifestaciones, llegue bien lejos… y que respalda, apoya y confía en todo su equipo… porque sin duda este mundo está loco y ella con su trabajo va a conseguir poner un poco de sensatez. Mil besos llenos del espíritu de la navidad.

9 comentarios:

Trainer dijo...

Antonio, sigues escribiendo con rapidez, pura acción, imagen, emoción, sentimiento. Parecía que estaba leyendo una pieza tuya. Cada post podría ser una pequeña pieza teatral. ¡Bravo! Un placer volver a leerte, amigo.

Poemahouston dijo...

Te doy la razón en casi todo. El mundo está loco, loco perdío... Y la Navidad... yo también la odio. No me gusta, pero me devuelve a mis amigos que están lejos, cada año... y eso me hace desearla. Lo demás me parece una gilipollez... pero confieso que el otro día me puse un gorro de Papá Noel... ¡y me hice fotos! Lo que yo te diga, loco.
Intuyo buenas nuevas culturales marteñas... estoy deseosa por saber la buena nueva si la hay.
Mil besos anti-navideños.
ana.

patry dijo...

mas que loco el mundo está desenfrenado, va rápido sin mirar, sin escuchar, danzando por los cordeles de cualquier azotea subterránea, mientras las ratas nos miran y se comen nuestros desperdicios pensando que ....estamos locos

Eli dijo...

Cariño ya estoy por aqui otra vez, no se como lo haces pero tus experiencias son increíbles, espero pasar un finde contigo y que por lo menos me pase algo parecido por alli...te quiero mucho,un beso desde el poblacho.

San Canalla dijo...

... .y lo mejor la dedicatoria. Por inesperado punto y a parte, por el quiebro torero, valiente y agradecido como bien parío que eres.

Hace unos días mi amiga Lola y yo decidimos que el 2008 no se vá a ir por ahora de nuestra vida, que el ocho es como un signo infinito en pié y que lo mantendremos.
Así que cuando otros tomen uvas para recibir año, nosotros lo haremos para continuarlo.

Este año nos ha sorprendido a ambos, una fué a Dubrovnick, el otro a la Peña de Orión y allí nos regalaron la magia suficiente para comenzar y, por si las moscas, ahí nos quedamos, que no queremos tentar a la suerte.

Y ya veras cuando se enteren los que celebran que este año el Niño no nace. Vamos que o a la Virgen le hacen la cesárea o Lola, tú y yo le jodemos la navidad y los buenos propósitos a medio planeta.

Que Baltasar se meta en tu cama y no se marche en toda su vida.

Unos zarcillos pa mi luna : dijo...

en sí misma la navidad, ni me gusta ni me disgusta, sencillamente me la pela....como vacaciones que me indico, bienvenida sea...como propósitos buenos y frustrados a posteriori como tu mamada, pues que ca uno encuentre su zaguán un año más...como siempre procuraré montármelo en la misma linea vital que me desenvuelvo el resto del año....amigos, besos,casi todos con lengua, y mucho mucho abrazo...música, desorden... sus poquitas drogas, cada uno la que mejor tolere...y coherencia.

Y en lo municipal, pues también coherencia...que continúan sin eyacular, maricón.

Hala besos, muchos y sinceros besos a las personas de bien.
R.

The Small Groupie dijo...

Felices fiestas Antonio que a pesar de que note gusten...espero que las disfrutes de la mejor manera..sonriendo y pasándotelo con la gente que más te quiere...aquí estaremos unos cuantos...

Justo dijo...

Yo sí soy navideño, a mi manera, creo que en todas las civilizaciones están estos días, que son de recuento, de amistad.. quizá por el miedo que nos da la muerte. Otra cosa es lo que cada uno haga con ellas.

(Todo el mundo va al Strong, pero nadie lo reconoce. Tú eres valiente en esto y en mucho más. Yo le tengo mucha simpatía a ese lugar, me parece genuino, cumple una función de primera magnitud, y allí he conocido, por sorprendente que parezca -aunque sé que a ti no te va a sorprender- a gente maravillosa, con la que he seguido teniendo relación; entre ellos al chico con el que estoy ahora, desde hace tres meses-.)

Un beso muy fuerte, cuídate mucho

Clara dijo...

Leyendo tu relato haciendo referencia al cuarto oscuro y a la Navidad, me ha recordado el de Montero Glez titulado igualmente "Cuarto oscuro". Si no lo has leido, te lo recomiendo. Es buenísimo.
Un saludo,
Clara