martes, 30 de octubre de 2007

RAFA Y FAMILY

Este verano conocí a Rafa en Lisboa … Rafa llevaba una camiseta que ponía Family… fue lo primero que me fijé y rápidamente le pregunté: ¿Te gusta Family? Él me respondió que sí… y una corriente de unión se creo entre nosotros. Esa noche descubrí que Rafa era de Valladolid, que era diez año más joven que yo, que había estudiado derecho y que era registrador de la propiedad en un pueblo perdido de Galicia… en principio todo eso nos separaba más que nos unía. Pero lo que suponía Family, cultural y afectivamente, era más grande que todo eso.

Family es uno de los grupos de música pop más importantes de los años 90 y si me apuráis uno de los más importantes de la música pop española, y diciendo esto parezco un crítico de la revista rockdelux.

Family es casi un concepto de cómo entender la vida. Y tal vez, esa fue la extraña corriente de unión que nos recorrió a Rafa y a mí esa noche.

Family en sus canciones, las cuales no duran más de tres minutos, hablan de vidas inventadas donde la felicidad lo inundan todo, de viajes imposibles, del miedo a crecer, de paisajes llenos de sol y brumas, de piscinas donde nada tu amor imposible, de abrazos deseados y nunca dados, de recuerdos e ilusiones, de días de fiesta, de luz, de calor, de sueños, de veranos con finales infelices, de viajes a Portugal como si fueras Jack Kerouac, de vespinos cargados de adolescentes, de azoteas llenas de sueños, de mundos perfectos donde vivir felices, del miedo a atreverse a dejar de estar blindado y sentir, de Carlos Berlanga, de la perdida y su dolor, de la felicidad del amor deseado y alcanzado y luego perdido, de los viajes solitarios, de la perdida y del adiós. Cada canción de Family es un pequeño melodrama con una bella sintonía pop.

Y cuando miré a Rafa, supe que él valoraba esas cosas tanto como las valoro yo. Luego los días, mejor dicho las noches, han demostrado que lo que fue una conexión casual era cierta y que nuestras vidas por muy diferentes que fueran estaban llenas de paralelismos y de sentimientos parecidos.

Por eso, cuando conocemos una persona, tendemos a descubrir rápidamente sus gustos musicales, cinematográficos, literarios… y nos llena de alegría descubrir que compartimos algunos de ellos… y cuanto más especiales sean esos gustos que nos unen más armonía habrá entre nosotros… No es ser elitista... es que una persona sin duda se define por lo que lee, por lo que oye y por lo que ve… además de por muchas otras cosas... pero esas te pueden vincular de una forma especial... Si en una cena alguien dice que le gusta el padrino, te parecerá que es un tipo interesante, pero si dice que lloró con Magnolia, querrás empezar a conocerlo más a fondo... y si dice que Magnolia le pareció lo peor... en ese momento agacharás la cabeza y no dirás nada y lo pondrás en cuarentena durante unas horas o unos días... ya que su sensibilidad, ni peor ni mejor, poco tiene que ver con la tuya. Por eso cuando conocí a Rafa y supe que le gustaba Family supe que su sensibilidad y sus emociones estaban cerca de las mías y me apeteció seguir conociéndolo y así lo hemos hecho ambos. Y ahora sabemos que somos algo neuróticos, que nos gusta sentir el amor y el dolor, que entendemos a al perfección lo que significa la palabra te “prequiero” y que nos apetece utilizarla, que nos gusta bailar por la noche con Maria del Mar, que el ipod es muy importante en nuestros largos y solitarios viajes, que Christina Rosenvinge es todo un mito cultural, musical, erótico, que nos gusta grabar cds con bellos temas pop para compartir con los amigos o con las personas a las que “prequeremos”, como hace años hacíamos con las cintas de “casete”, que la ignorancia es atrevida y molesta, que no soportamos las camisetas de tirantes ni los zapatos deportivos, que Carlos Berlanga es el Morrissey español y que el melodrama al ritmo de Family es nuestra forma de vida.

12 comentarios:

Amador Aranda dijo...

La verdad es que Family, se lo ha currado, primero se lo curraron para hacer un disco estupendo, y luego, para ser un mito de la música pop española, porque, sólo un disoc...pues es lo que tiene. Aunque es intemporal, y además se entiende mucho mejor todo el pop que ahora se hace en España, que bebe mucho de ellos. Y en lo demás, pues eso, qué te voy a contar...que los gustos, nos definen, para bien o para mal, también es cierto. Pero, cuando encuentras a alguién con tus mismos gustos, se ahorra mucho camino, es como si ya no lo tuvieras que explicar todo, con pocas palabras nos entendmos muy bien. Y eso gusta. Gusta mucho. Un besote.

Rafa dijo...

Este verano conocí a Antonio en Lisboa... mi oído ubicó su acento: es andaluz. Mi vista me habló de su piercing: es rebelde. Su gusto por Family lo delató: es sensible. Mi tacto empapado y las preguntas consecuentes desvelaban que -vayan por delante mis respetos a Boris Vian- también prefería la espuma de las noches a la de los días: es fiestero. Mi degradado olfato físico me reprendía como de costumbre: no fumes tanto, Rafa, que cualquier día haces pum... y el otro olfato, el metafórico, adivinaba esa fragancia tan poco frecuente: es especial. La noche fue perfilándole: de andaluz a marteño; de rebelde a agitador de conciencias; de sensible a teatrero en el mejor y más profesional y pasional de los sentidos; de fiestero a inagotable; de sospechadamente especial a confirmadamente especial. Probablemente no volveríamos a coincidir: ¿una pena? quizá sí y quizá no. Antonio ya escribió en su blog algo que yo comparto al cien por cien: el sintagma adjetivo "de una sola noche" es perfectamente compatible con el sustantivo "amigo".

El caso es que nos reencontramos, ¿una suerte? rotundamente sí. Apareció como una ayuda impagable en lo que podemos llamar mi baile de debutante, puesta de largo o presentación en sociedad. Y luego vendrían nuevos reencuentros, en pequeña cantidad pero de calidad indiscutible. Y a Family y Berlanga se sumaron La Buena Vida, los Smiths, Bowie, Arcade Fire, Santa Christina y algunos otros que omito porque no quedan tan cool aunque emocionen por igual. Y a María del Mar se sumó la siempre dulce presencia física de Verónica y la espiritual de Cynthia y Aurora, que espero se manifiesten algún día. Y a los tres datos objetivos en que consistía todo mi conocimiento sobre la localidad jienense de Martos se sumaron las anécdotas y los personajes que la dotaron de vida en mi cabeza. Y a las historias sobre sus guiones y montajes se sumó el anhelo común de protagonizar una serie para la HBO, con mucho melodrama y mucho refinamiento estético, para poder sufrir a gusto. Y a las noches de marcha desaforada, de exaltación de la amistad, de diálogos-monólogos de cuarto de baño, se sumó un Starbucks matutino para demostrarle que le prequiero también cuando estoy sobrio.

Sé que es un comment un poco largo y muuuuuuuuy cursi, pero es lo que tiene el melodrama, el agradecimiento, y la emoción de ver que todavía hay gente que cumple su palabra ("pues te voy a dedicar un post en mi blog, hombre"). Y si como comment es impropio, tomátelo como el posible piloto de un futuro blog.

Un beso desde este pueblo tan perdido como nosotros.

Luis: el maño divertidísimo dijo...

Este verano conoci a Antonio y a Rafa durante mi obligada visita anual a Lisboa, ciudad que siempre me sorprende con un grato descubrimiento.

No fueron ni Family, ni la música lo que nos unió, si no la sensación de encontrarme delante de dos personas que derrochaban simpatía, alegría y saber estar.

El primer encuentro fue con Antonio, que entre los besos y abrazos de "Bruna" se introdujo en nuestra conversación y ya resultó dificl separase de él.

Y la última noche el azar y la compañía de María del Mar, que por esa noche ya había decidio retirarse "agotada", nos hizo tropezar con Rafa. A ellos les unió Family y a partir de ese momento yo me senti unido a los dos por un fuerte sentimiento de cariño y agradecimiento por haberse cruzado en mi camino.

Muchos han sido los días y otras tantas noches que después he compartido con ambos, juntos y por separado. Y en ese camino comaprtido se han ido uniendo nuevas rostros y nuevas almas ya dificiles de olvidar: Cinthya, Verónica, David, etc. Y sobre todo nuevos mundos, nuevas "cosmologías", nuevas miradas tiernas a las que dedicarles una sonrisa por el mero hecho de disfrutar de su presencia. En definitiva la posibilidad de iniciar una nueva vida, en la que es facil pasar rapidamente del "prequer" al "querer" y manteniendo la esperanza de "postquerer" con toda la fuerza de la que uno dispone, ya que resulta imposible que sea de otro modo.

me duelen los ojos de mirar sin ver dijo...

Este verano conocí Lisboa, pero no una Lisboa cualquiera, sino la Lisboa de Antonio. Paseando por sus calles y bailando con una extraña maria del mar lisboeta, Antonio me enseñó un nuevo mundo suyo diferente a sus otros mundos. En este nuevo mundo le acompañaban en espíritu las personas, los amigos que en él había encontrado. A Luis y a David los conocí de vuelta a Madrid y creo que seguiremos viéndonos pues pasamos juntos momentos inolvidables (el cumpleaños de Antonio, la fiesta en casa de Joaquín...). A Rafa todavía no he podido ponerle cara, pero sí alma ya que ha estado presente en conversaciones, cenas... y siento que pronto nos conoceremos. Gracias Antonio, Gracias por enseñarme tu Lisboa y por introducir siempre en mi vida gente interesante. Te quiero

Fumandoespero dijo...

Para mi Lisboa es un estado de ánimo...la receptividad es la protagonista...paseandola con Antonio es una sorpresa continua...de hecho la vida con Antonio es una sopresa continua, desquiciante a veces y trepidante otras...un no parar de gentes, un trasiego de dias, está muy bien que seamos muchos y muchas quienes lo rodeamos (y que crezca el numero), se necesitan muchas personas para turnarse en seguirle el ritmo.
Besos sin pre ni post, me quedo en presente que es lo unico tangible que tengo.

Anónimo dijo...

Nadie en el tercio sabia quien era aque legionario tan audaz y temerario que a la legio se alistóoooooo

la maestra dijo...

No conozco Lisboa, pero me encanta Family. No sabía lo que decían sus canciones porque yo cuando escucho una música que me gusta en otro idioma que no conozco, mi imaginación se dispara y me invento las historias. Ahora que estoy aprendiendo inglés (una asignatura pendiente que tenía de hace años), seguro que me llevo mas de una sorpresa.

Besotes

uno que sabe inglés. dijo...

Maestra, Family canta en Español...y son españoles, no es por joder.

David dijo...

Una de los hallazgos de la música de Family es que cada persona que la escucha puede hacer suya la historia que cuentan.
Escuchar Viaje a los sueños polares en los fiordos noruegos es toda una experienca.

la maestra dijo...

Perdona "uno que sabe inglés", pensé que os referiais a lightouse family, eso me pasa por leer tan rápido y comerme las palabras. ¡Lo pienso escuchar!
... y no te enfades!

Unos zarcillos pa mi luna : dijo...

que entrada mas bonita combatiente, no cabe menos, es a lo que nos tienes acostumbraos...

Aplaudo, aplaudo y aplaudo...!pedazo de respuesta del Rafa! que ahora es de todos... Rafa, que el sur también existe...vente pal pueblo...Que er día que alguién me describa como tú lo has hecho de mi maricarmen (maricarmen somos tod@s)...a esta que te espera, se le caen las bragas del gusto.

Un beso con muchas ganas.
R.

Unos zarcillos pa mi luna : dijo...

Mira Rafa cariño, Antonio mi amor...que resulta que acabo de darle una patá a la envidia porquesque el Moli ha hecho un comentario a mi última entrada y ma dejao con las patillas colgando...vamos, que porque a dios gracias no doy mucho uso a eso de llevar bragas.....

Ala josmios!! que me lo he pasao mu bien con vuestro intercambio, pero que hoy tengo el mio propio...que esto no quita, y mantengo lo dicho...te esperamos Rafa!!! todos somos contingente pero tú eres necesario.

R.